Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carla Bruni en el punto de mira tras la llegada de un amigo al Ministerio de Cultura

Baudot, de 60 años y ex diseñador de interiores es amigo de Carla Bruni desde hace 15 años. Es más es el padrino de su hijo. Ahora trabajará junto a otro amigo de la Primera Dama, el ministro de Cultura de Frédéric Mitterrand.

La revista francesa Le Point ha publicado estos días que la comisión encargada de los nombramientos del Gobierno decidió que Baudot no era adecuado para el nuevo trabajo. Sin embargo, cambió de opinión al conocer que el presidente, Nicolás Sarkozy; su primer ministro, Francois Fillon, y Frédéric Mitterrand apoyaban a Baudot. No obstante, la publicación también admite que Baudot -ex comisario del gobierno para los museos y monumentos de Francia- tenía un "currículum bastante bueno para el nuevo puesto de trabajo".
El mes pasado una encuesta de Reader's Digest recogía que el 48% de la gente pensaba que la ex modelo es "muy influyente en las decisiones políticas de su marido". Además, hace unas semanas la revista de sociedad, Point de Vue, se refería a Carla Bruni como la nueva Marie-Antionette. Algunos creen que ha embrujado el presidente Nicolás Sarkozy con su punto de vista socialista.
Algunos miembros destacados del partido de Sarkozy han llegado a decir que el presidente está "bajo el pulgar de su esposa". Algunos votantes críticos del UMP se han mostrado horrorizados por el apoyo del matrimonio a su amigo el señor Mitterrand, después de admitir este su pasado como turista sexual en el lejano oriente.
Un parlamentario que no ha querido identificarse ha dicho a la revista L'Express que Carla Bruni "es responsable de la mayoría de los males del estado". "Nicolás está subyugado por una mujer modelo que es más rica que él y todo el mundo conoce y que constituye un trofeo de guerra porque ella viene de la izquierda", ha llegado a sentenciar otro parlamentario.
Bruni ha iniciado una campaña para convencer a la gente que no es el "poder detrás del trono" en el Palacio del Elíseo. Ha declarado a la revista Elle francesa que es "políticamente incompetente". Asegura que no habla de política con su marido.