Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carmen Vela y Mas-Colell coinciden en que el debate soberanista no está afectando a la ciencia

Gobierno y Generalitat invierten conjuntamente 30 millones en el nuevo ICN2
La secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación del Gobierno, Carmen Vela, y el conseller de Economía y Conocimiento de la Generalitat catalana, Andreu Mas-Colell, han descartado este lunes que el debate soberanista de Cataluña esté afectando al desarrollo de la ciencia en España, al inaugurar el nuevo edificio del Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología (ICN2) en el campus de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).
"La economía no está siendo afectada y la ciencia tampoco, en absoluto", ha asegurado Mas-Colell en una atención a los medios junto a Vela, pese a reconocer que el debate político es muy serio, lo que considera un ejemplo de la madurez política del Estado y una señal de la pertenencia a la UE, dado que de ahí procede la mitad del presupuesto anual del nuevo centro.
Vela ha destacado que Catalunya es una comunidad pionera y líder en el compromiso con la excelencia científica, por lo que no es casual que el ICN2 se instale en la UAB, y considera el nuevo centro como ejemplo del "claro compromiso de España con la investigación en Cataluña" y de su voluntad de sumar esfuerzos, ya que la ciencia no conoce fronteras, ha expresado.
"Sumar va más allá de lo económico", ha ahondado Vela, y pasa por mantener un claro compromiso con la investigación y la innovación, una actitud que le consta que existe en Cataluña por sus visitas institucionales y porque el ICN2 es el resultado de una serie de colaboraciones entre el CSIC, el Govern y la UAB que ya se iniciaron hace años.
De hecho, la secretaria ha recordado que el instituto ya está en funcionamiento, con cerca de 2.000 metros cuadrados que dan servicio a 140 científicos agrupados en unos 45 laboratorios, de los que la mitad proceden de una veintena de países distintos, y ha considerado que éste "tiene todos los ingredientes para ejercer el liderazgo científico" en el campo de la nanotecnología.
COLABORACIÓN INSTITUCIONAL
Mas-Colell ha destacado la satisfacción que genera la inauguración del centro, tras siete años de obras y una inversión conjunta de Estado y Generalitat cercana a los 30 millones de euros --16 millones del CSIC, propietario del centro, y 14 millones del Govern--, en una intervención en la que ha hecho hincapié en la colaboración institucional, palpable en otras infraestructuras como el Sincrotrón Alba, el CNAG y el supercomputador, ha dicho.
"Es obvio que es bueno para Cataluña y España que haya colaboración" y el Estado hace años que asigna correctamente los recursos en función de criterios de competitividad, ha aplaudido, en un campo como el de la ciencia en el que, por su naturaleza, acostumbra a tender puentes, además de aplaudir también la actitud de la UAB para convertirse en un polo de atracción de centros investigadores punteros.
Tanto Vela como Mas-Colell han destacado que una de las fortalezas del ICN2 será su capacidad para transferir a la industria los avances científicos en el campo de los materiales a escala nanométrica, y han destacado que de los 10 millones de euros que tendrá de presupuesto anual, la mitad proceden de Europa gracias a su buena ubicación para captar fondos de proyectos internacionales.
El conseller ha augurado también que "es posible que la recuperación económica haya empezado", aunque volver a los niveles del PIB de 2007 todavía llevará tiempo, y ha evidenciado que esta salida de la crisis debe pivotar sobre instituciones como la inaugurada este lunes.
El director del ICN2, Pablo Ordejón, ha asegurado que la nanociencia es una "línea estratégica de excelencia" para los Estados más avanzados, y ha augurado que el clúster creado por la UAB en este campo está llamado a liderar el sector en el sur de Europa; mientras que el rector de la universidad, Ferran Sancho, ha subrayado la capacidad del campus de Bellaterra para producir ciencia y atraer recursos e investigadores.
El presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, ha recordado que detrás de casi todas las innovaciones tecnológicas a nivel mundial se halla la administración pública, y ha fijado el ICN2 como "ejemplo paradigmático" de este esfuerzo público y de la apuesta clara de Estado y Generalitat por los centros de excelencia, más en el sector nanotecnológico, que mueve a nivel global 20.000 millones de dólares y se espera que crezca cerca de un 20% en los próximos años.