Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez de Castellón imputa al arquitecto Santiago Calatrava en la investigación por el Centro de Convenciones

El juzgado de Instrucción número 5 de Castellón ha imputado al arquitecto valenciano Santiago Calatrava en la investigación abierta por presuntas irregularidades en contratos relacionados con el Centro de Convenciones que se proyectó en Castellón.
Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), el arquitecto tendrá que declarar en calidad de imputado el próximo 2 de septiembre.
El juzgado abrió una investigación por supuestas irregularidades en contratos relacionados con el Centro de Convenciones de Castellón e inicialmente citó como imputados a quien fuera el secretario autonómico de Hacienda y Presupuestos de la Conselleria de Hacienda, Eusebio Monzó Martínez --a quien cesó el Consell unos días después de conocerse su imputación--; al técnico Javier de Diego Calero y a Fernando Benzo por su trabajo en la oficina de Calatrava.
El Centro de Convenciones de Castellón era un proyecto de Santiago Calatrava que estaba incluido en el PAI Mestrets de la capital de la Plana.
No obstante, la Generalitat Valenciana decidió dejar en suspenso su ejecución a causa de la crisis económica, según informó en 2012. El Consell, según se detalló entonces, pagó a Calatrava 2,7 millones de euros en concepto de redacción del plan director, anteproyecto y proyecto básico del centro.