Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cayetano zanja su polémica con Ana Obregon

Cayetano Martínez de Irujo ha dado por zanjadas las diferencias con Ana Obregón. Foto EFEtelecinco.es
Cayetano Martínez de Irujo cierra las diferencias que mantenía con Ana Obregón. El hijo de la Duquesa de Alba aseguró a la prensa que "es un tema zanjado", en la ceremonia de la entrega de las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes. De esa forma respondía además a la actriz de televisión que le pidió perdón públicamente por "la errónea imputación de hechos delictivos".
Las rencillas entre la pólemica actriz y Martínez de Irujo surgieron diez años atrás cuando ella lo acusó en directo en un programa de televisión de introducir droga en el equipaje de Alessandro Lequio, padre del hijo de Ana Obregón.
Las graves acusaciones llevaron a Martínez de Irujo a pedir cinco años de prisión para la actriz por un delito de injurias y calumnias.
El conde de Salvatierra luchó por su honor hasta que la pasada semana, Obregón reconoció públicamente "haber vulnerado su honor, imagen e intimidad personal y familiar" y reconocer  "la inveracidad de las manifestaciones vertidas contra Martínez de Irujo.
De esta manera, la presentadora cumplió con una de las peticiones del jinete, que solicitó que las disculpas hacia su persona fueran realizadas públicamente. Ella, por su parte, aseguró que también le hubiera gustado pedirle perdón personalmente, aunque no ha podido ponerse en contacto con Cayetano.
Martínez de Irujo, junto a su madre, la Duquesa de Alba, para arropar a Francisco Rivera en la entrega del premio de las Bellas Artes. 
Sobre la pregunta de si estaba de acuerdo con la polvoreda levantada en torno a la concesión del premio de las Bellas Artes al torero, Cayetano declaró: "Bueno, la envidia en España ya se conoce, ¿no?".