Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Cenizas' ('La pols'): La muerte de un padre y el "terror de no sentirse amado"

La compañía de teatro Arcàdia estrena este miércoles (hasta el próximo 20 de marzo) la versión castellana de 'La pols', titulada 'Cenizas', en el Teatro Fernán Gómez de Madrid. La obra, que en su versión catalana obtuvo varios reconocimientos entre los que figuran el Premio de la Crítica de Barcelona al mejor texto y el Premio de la Crítica Serra d'Or, lleva al escenario un drama familiar en torno a la muerte de un padre y el "terror de no sentirse amado".
La acción arranca con una llamada que responde Jacob (Guillem Motos), uno de los protagonistas, con el siguiente mensaje: "tu padre ha muerto". Al cabo de unos minutos se le ha olvidado y no se lo dice a los demás.
"Parte de la pregunta de la obra es si lo siente o no lo siente, y por qué y por qué lo ha olvidado", ha explicado el responsable del guión y dirección de la obra, Llàtzer García. El inicio "extremo" de la trama dará lugar al desarrollo de la obra y de la tensión entre los personajes, hasta que "comiencen a escucharse".
Además de Jacob, participan sobre el escenario su hermana Ruth (Laura López) y la novia de su hermano Abel, Alba (Marta Aran). Toda la acción transcurre en la sala de estar de un piso modesto a lo largo de un día y medio en el que afloran y chocan las distintas vivencias y sentimientos de cada uno de ellos hacia de su padre y de qué deberían sentir o cómo deberían actuar.
"En el fondo son todos un mismo personaje, son piezas que tienen que encajar. Todos ellos son "la pols" y aprenden unos de otros", ha señalado el director.
En el caso de Jacob, se trata de un personaje "extremo", incluso "hardcore", según su intérprete. "Pensé que era un personaje imposible de interpretar. Fue bonito porque tuve que picar mucha piedra para poder entenderle, aunque no justificarle", asegura Motos.
"Es tan de extremos y tan 'hardcore' que de una función a otra cambia la reacción del público ante el personaje. Hay veces que la gente entiende su vulnerabilidad y conecta muy bien con él pero hay otras que hay un gran rechazo", ha asegurado.
En cuanto a Ruth, su hermana, es "un personaje que se posiciona contra Jacob" y con el trato con él "se extremiza" provocando una "explosión", según explica López. "Para mí, esta explosión de Ruth es lo que le da sentido a este espectáculo, que habla no solamente de lo que no siente o sí siente un personaje sino sobre la muerte y cómo afecta a cada uno", ha indicado.
De hecho, Marta Aran ha subrayado que la obra pretende, entre otras cosas, provocar preguntas acerca de "qué es lo que se supone que debería sentir ante la muerte de un padre". "¿Qué se espera de mí?, ¿qué tengo que hacer? ¿qué siento? y, si soy consecuente con lo que siento, ¿qué puede pasar?", señala.
JOHN STEINBECK SE "APODERÓ" DE LA OBRA
El director de la obra ha reconocido que está inspirada en buena medida por la película 'Al este del Edén', basada en la novela homónima de John Steinbeck. "Steinbeck es claramente la inspiración --explica--. Entró en la obra no sé muy bien por qué y se ha apoderado de ella".
De hecho, los personajes de 'Cenizas' son en buena medida homenajes a personajes de la novela y la temática está también vinculada a la cita de Steinbeck: "El mayor terror que puede padecer un niño es no sentirse amado, y el rechazo constituye para él un verdadero infierno. Creo que todo el mundo, en mayor o menor grado ha experimentado esta sensación. Y con ella viene la irra, y tras la ira, el crimen, sea cual sea, como venganza por el abandono, y, tras el crimen, la culpa; esta es la historia de la humanidad".
En este sentido, el director ha explicado que cuando escribió y comenzaron a practicarla en el comedor de su casa y fueron cambiando cosas del guión conforme la iban actuando hasta que la estrenaron en 2014. "Somos una compañía pequeña, llevamos cinco años", ha explicado.
Para Llàtzer García, trabajar la obra lentamente y con los propios actores ha beneficiado la calidad de la misma y ha permitido desarrollar a los personajes. Además, cuenta con banda sonora original de The New Raemon (del cantautor Ramón Rodríguez) de la que se han respetado las versiones originales en catalán para su versión castellana.
"La obra es seca en muchos momentos y la música de Ramón es todo lo contrario, es dulce. La música quiere mucho a estos personajes", ha explicado el director.
PRIMERA GIRA DE TEMPORADA FUERA DE CATALUÑA
La obra se estrenó en Barcelona en 2014 como producción de un "pequeño teatro" dedicado a la producción de teatro catalán contemporáneo, la sala Flyhard y se volvió a representar a la Sala Villarroel, también en Barcelona, en 2015.
La responsable de la sala Flyhard ha asegurado que "impresiona un poco" traer 'La pols' a Madrid porque "es la primera vez que juegan fuera de casa", aunque se ha mostrado "muy contenta".
De hecho, los actores y el director de la obra han asegurado que estrenar en Madrid está siendo "muy emocionante". "¿Si sentimos responsabilidad? Sí, y pánico, e histerismo", han bromeado, aunque han agradecido estrenar en una sala en la que el público está muy cerca del escenario.