Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Certificados médicos, ¿un mero trámite?

Tampoco le someten a una audiometría. Aunque no es obligatoria sí debe efectuarse en el caso de que el profesional detecte alguna deficiencia auditiva. Como nos cuenta una psicóloga y ex trabajadora en su antiguo centro de reconocimientos médicos ni siquiera existía la cabina para hacer las audiometrías que es imprescindible tener. No es la única deficiencia grave. Esta psicóloga reconoce que mientras ella estuvo trabajando allí no se denegó ni un sólo certificado, ni siquiera en el caso de personas que reconocían beber con frecuencia: "El señor afirmaba que bebía bastante alcohol todo el día y aún así, después de contrastarlo con los profesionales se le dió como apto". De hecho esta psicóloga que no quiere mostrar su rostro renunció a su trabajo por una cuestión de ética profesional.

Hay otras pruebas obligatorias como la toma de tensión que sólo le realizan a nuestro joven en dos de los cuatro centros que visitamos. Y más grave aún, en ninguno de los casos le auscultan. Según el Vicepresidente de la Asociación Española de Centros Médicos Psicotécnicos (ASECEMP), Ángel Pingarrón, "Es imperdonable. Porque informa de si existe algún problema o indicio de problema cardiológico".

Sólo en uno de los centros le hacen un examen médico a fondo. En el resto de ellos le despachan con un par de preguntas o tres: "¿Fumas?, ¿Bebes?, ¿Tienes alguna enfermedad?". A pesar de que es necesario conocer el historial médico de una persona antes de entregarle un certificado.

El 3 de mayo entró en vigor el nuevo Reglamento de Centros de Reconocimiento Médico de conductores que pretende entre otras cosas facilitar la obtención del carnet de conducir a los ciudadanos: ya no hay que ir a tráfico a tramitar la renovación, lo hacen los propios centros. Pero además persigue controlar más a los centros especializados en exámenes médicos. La irregularidad más frecuente que habitualmente cometían es la ausencia de oftalmólogo, el profesional más caro y más escaso en los centros. Es obligatorio que haya tres profesionales: el médico, el oftalmólogo y el psicólogo, pero en la práctica el oftalmólogo era suplantado por el médico de medicina general. Ahora se da la opción de que los centros no requieran del oftalmólogo a tiempo completo, pero aún así comprobamos que se siguen comentiendo irregularidades. En dos de los centros que visitamos es el mismo profesional el que realiza todas las pruebas.

ASECEMP explica que al año se realizan en España más de 4 millones de exploraciones médicas y que en 35.000 casos el certificado es denegado porque la persona no es apta para conducir. A pesar de que la mayoría de los centros trabajan con profesionalidad y rigor aún hay un porcentaje muy alto que imcumplen las normas. Convertir el chequeo médico en un mero trámite puede tener consecuencias muy graves en la carretera, teniendo en cuenta que según Tráfico la mayoría de los accidentes se deben al factor humano.
¿Quieres denunciar una situación o enviarnos alguna sugerencia? Contacta con nuestro equipo de Reporteros en los teléfonos 91/395 93 08 - 91/395 95 41 o mándanos un email a reporteros@informativost5.com. Gracias por tu colaboración.