Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cesc duda hasta última hora contra Alemania

La selección llega a Durban con la duda de Cesctelecinco.es
La Roja llegó a Durban con malas noticias. Cesc Fábregas es duda para el encuentro de semifinales ante Alemania debido a un golpe en el peroné de la pierna derecha, el mismo hueso que se fisuró hace tres meses en el encuentro de ida de cuartos de final de Liga de Campeones ante el FC Barcelona. Las pruebas realizadas esta mañana indican que no sufre una lesión osea con lo que será duda hasta última hora.
El centrocampista viajó esta mañana junto al resto de sus compañeros a Durban, donde nada más aterrizar fue trasladado a una clínica para realizar las pruebas radiológicas que determinasen el alcance de la lesión.
El resultado de las pruebas médicas a las que ha sido sometido hoy Cesc Fábregas en una clínica de Durban, nada más llegar la selección desde Potchestroom, han confirmado que no sufre lesión ósea en el peroné derecho.
Según informan los doctores de la selección española en parte facilitado, Cesc se ha "sometido a pruebas radiológicas, un escáner y una radiografía" por el traumatismo directo que sufrió en la sesión de trabajo de ayer.
"Dichas pruebas descartan cualquier lesión ósea" y está "pendiente de evolución", se indica. Los galenos de la ''Roja' aseguran que no se descarta su participación en la semifinal ante Alemania.
El resultado de las pruebas tranquilizan a Cesc, que estaba espectante tras realizar un mal gesto y sentir dolor en el peroné derecho, la misma zona que se lesionó el pasado 31 de marzo y por una fisura le obligó a pasar por quirófano.
España en Durban
Procedente de su campamento base de Potchefstroom, el equipo español llegó a mediodía al aeropuerto de Durban al cabo de una hora de vuelo y a continuación se dirigió, en un convoy de 16 vehículos, incluida una ambulancia, a su alojamiento.