Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La boda de Chelsea Clinton, el evento del año en Nueva York

Mark y Chelsea en 1996, momento en el que se conocieron. Foto: APtelecinco.es
La boda de la ex 'Primera Hija' Chelsea Clinton con el banquero de inversiones Marck Mezvinsky es lo más cercano a una boda 'real' en EEUU, después de las que tienen que ver con los Kennedy. Chelsea se casará el próximo 31 de julio en algún lugar del estado de Nueva York que aún se mantiene en secreto, según New York Magazine. El secreto recuerda más a una operación militar que a una boda, señala la revista.
"El organizador de bodas contactará con cada invitado directamente una semana antes y les dirá exactamente dónde será la boda", informa la revista neoyorquina. Habrá 400 invitados y Chelsea ha impuesto a una condición: ella debe conocer a todos los asistentes porque no quiere que invitados 'políticos' como inversores o donantes de la fundación Clinton, relacionados con sus padres y deseosos de asistir a un evento de este tipo.
Inicialmente, se creía que Chelsea contraería matrimonio con su prometido, Marc Mezvinsky, en agosto en Martha's Vineyard, una selecta isla de Massachusetts donde los Clinton han veraneado en algunas ocasiones y donde el actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acudió con su familia el pasado verano para pasar unas vacaciones.
La revista, que no identifica sus fuentes, considera poco probable que la boda tenga lugar en los Hamptons, uno de los lugares preferidos de veraneo entre los neoyorquinos más acaudalados, pero cuyo acceso por carretera es algo complicado porque se encuentra en la isla de Long Island.
Lo más probable es que el enlace entre Chelsea Clinton y Mezvinsky, un joven que se dedica a la banca de inversión, se celebre en algún lugar del norte del estado, como los condados de Westchester o Dutchess, siempre según lo afirmado por la publicación, que detalla que el emplazamiento final no estará a más de tres horas en automóvil de la Gran Manzana.
Entre los detalles que adelanta la revista se apunta además que el ex presidente del Comité Nacional del Partido Demócrata (DNC) Terry McAuliffe, que se crió en la localidad neoyorquina de Syracuse, "está muy implicado" en las labores de selección del lugar del enlace, por lo que también se especula con que la boda tenga lugar por esa zona.
La publicación también detalla que el planificador de toda la ceremonia y del banquete es Bryan Rafanelli, un hombre de confianza de Hillary Clinton.
La ex primera dama ofrecerá junto a su marido una fiesta previa el próximo 29 de junio en Washington en honor del futuro matrimonio.
Según "fuentes del lado de la novia" citadas por New York Magazine, entre los 400 asistentes se esperan donantes y trabajadores en las campañas electorales de los Clinton, así como miembros del Departamento de Estado y de la Fundación Clinton, mandatarios extranjeros y personal de la Casa Blanca tanto de la época de Clinton como de la de Obama.
Chelsea y Marc se conocieron hace varios años por medio de sus respectivos familiares: Marc es hijo del ex representante demócrata de Iowa Edward Mezvinsky y, al igual que Chelsea, estudió en la Universidad Stanford, de California.