Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chile tiene un talismán: la bandera rasgada en el terremoto

La bandera rasgada que se hizo famosa tras el terremoto que sacudió a Chile en febrero de 2010 parece que ha traído suerte a la selección de este país. Primero logró ante Honduras su primera victoria mundialista en 48 años y luego venció a Suiza.
La bandera, que se convirtió en símbolo de la catástrofe después de que la recogiera un pescador tras el tsunami que arrasó la localidad costera de Talcahuano, se instaló el 7 de junio en el mástil principal del complejo de Ingwenyama, lugar de concentración de Chile en Neslpruit.
Icono del esfuerzo y la esperanza durante el terremoto del 27 de febrero, la bandera rasgada -que fue cedida por su propietario a la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) de Chile- ha presidido desde entonces cada entrenamiento.
Los cuatro carabineros chilenos uniformados que acompañan a la selección en Sudáfrica la izan cada mañana a las 8 horas y las arrían a las 18.