Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Christina Rosenvinge, este martes en las Conversaciones en La Aljafería

La cantautora hispano-danesa Christina Rosenvinge protagonizará este martes una nueva edición del Ciclo 'Conversaciones en la Aljafería', una de las apuestas más firmes de las Cortes de Aragón en el ámbito cultural que permite, a través de un diálogo abierto y cercano, un acercamiento a la obra y trayectoria vital de algunos de los personajes fundamentales para entender la actualidad artística, literaria y científica nacional e internacional de las últimas décadas.
En este caso, tal y como se ha indicado, será el turno de Rosenvinge, una figura clave para entender la historia musical española de finales del siglo XX y principios del XXI.
De la mano de dos jóvenes escritores aragoneses como Octavio Gómez Milián y Aloma Rodríguez, el público asistente dispondrá de prácticamente de dos horas, a partir de las 20.00 horas, para disfrutar y participar en un diálogo a varias bandas que irá desde lo profesional a lo personal sin consideraciones previas.
La cita, como suele ser habitual, tendrá lugar en la Sala Goya del Palacio de la Aljafería y la entrada es gratuita, hasta completar el aforo.
Christina Rosenvinge tiene una larga trayectoria musical. Empezó a principios de los años 80, cuando formó parte del fugaz proyecto Ella y Los Neumáticos, grupo que desapareció sin llegar a publicar ningún trabajo. Después fundó Magia Blanca junto a Toti Árboles, grupo al que se unió Álex de la Nuez. Cuando Toti dejó el grupo, sus otros dos componentes siguieron juntos como Alex & Christina, grupo que alcanzó repercusión a finales de los años 80.
Tras el final de la aventura del dúo, ya en los años 90, creó un nuevo grupo, Christina y Los Subterráneos, con el que publicó un par de álbumes. A mediados de los 90 decidió iniciar una carrera en solitario bajo el nombre de Christina Rosenvinge, y, de esta forma, publica en 1994 'Mi pequeño animal', un disco con el que inicia un recorrido más personal que la aleja de los circuitos comerciales y que, después de trabajos como 'Frozzen Pool' (2001), 'Tu labio superior' (2008) o 'La joven Dolores' (2011), la han convertido en una voz original e imprescindible del panorama musical español.
Como actriz ha participado en las películas 'Todo es mentira' (1994, junto a Penélope Cruz y Coque Malla) y en 'La pistola de mi hermano' (1997, de Ray Loriga). En sus inicios también presentó el programa musical 'FM2', en Televisión Española (1988-1989). Christina Rosenvinge también es conocida como activista del movimiento que promueve la bicicleta como medio de transporte urbano. En 2010 recibió el premio Conbici por su compromiso público con el transporte urbano sostenible.