Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Chucho Valdés se convierte en el padrino del Festival de Jazz de Barcelona

El músico afrocubano Chucho Valdés se ha convertido en el padrino del 46 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona, en una colaboración estable heredada de su padre, Bebo Valdés, que ya era un colaborador activo del certamen.
En rueda de prensa este martes, el cofundador de la promotora The Project, Tito Ramoneda, ha explicado que la idea de convertirlo en padrino parte del concierto que acogió el festival el pasado año dedicado a Bebo Valdés tras su muerte, 'Rumba para Bebo': "Cerramos un ciclo y abrimos una puerta al futuro", ha señalado el promotor.
De este modo, Chucho tendrá una presencia permanente en el festival, con la presentación cada año de proyectos únicos y nuevos, especialmente pensados para el certamen: "Es como una historia de amor que comenzó con mi padre desde 'Tropicana'", ha expresado Valdés.
"Me siento como una continuación de Bebo Valdés", ha explicado el músico, comprometido en traer a la ciudad condal propuestas novedosas y especiales, lo que ha considerado muy generoso por parte del festival.
La primera de estas colaboraciones será el concierto de Chucho Valdés y The Afro-Cuban Messengers dedicado a los 40 años de la banda Irakere cofundada por Chucho en 1973 y que revolucionó la historia de la música.
El concierto, en L'Auditori, promete ser "un tributo a aquella banda pero con otro sonido", ha avanzado Valdés, y ha remarcado que simplemente es una música diferente, ni mejor ni peor, protagonizada por una orquesta joven, y que contará con un invitado especial: el fenómeno cubano Alexander Abreu.
El repertorio ha sido difícil de seleccionar, dada la prolífica carrera de esta banda, además de su dicotomía en dos etapas diferenciadas, pero seguro que contará con temas como 'Juana 1600', 'Bacalao con pan' y 'Guayo de Catalina', ha avanzado.
La relación con los miembros de esta banda se mantiene en la distanci aunque raras veces tropiezan unos con los otros, ha dicho Valdés, que profesa verdadero "respeto y orgullo" por ellos.
ENAMORADO DE ALBÉNIZ
A raíz del concierto en Sant Cugat de Mauricio Vallina presentado por Chucho Valdés el próximo domingo sobre música clásica cubana, el artista ha reivindicado la importancia de este movimiento: "Hubo un crisol de música europea concentrada en el Caribe".
Valdés ha ensalzado también la música clásica española confesando que Isaac Albéniz es su favorito: "No sé por qué me llega tanto al corazón, estoy enamorado de Albéniz".
Otra de las experiencias en las que participará Valdés será el homenaje al sumiller Josep Roca el próximo lunes en el restaurante Monvínic, donde Valdés interpretará en el piano las propuestas enológicas de Roca en una noche de vino y música en la que participarán 150 personas --más 50 en lista de espera--.