Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Cibican defiende el uso de células madre para la investigación de enfermedades raras

La UIMP acoge del 20 al 23 de octubre la Conferencia Internacional sobre Células Madre e Inmunidad
El investigador del Centro de Investigaciones Biomédicas de Canarias (Cibican) de la Universidad de La Laguna, Eduardo Salido, ha explicado que el uso de las células madre ha permitido tener en laboratorio modelos de enfermedades infrecuentes, raras o únicas, y sostiene que el uso de este tipo de células posibilita avanzar en la investigación de estas patologías.
Eduardo Salido ha afirmado que tras casi una década de normalización en el uso de este material biológico se ha logrado "un nivel de rutina y avanzar mucho en la investigación porque podemos obtener de una manera sencilla células de un paciente con esa patología --por ejemplo de su piel-- y convertirlas en células madre con las características genética de la enfermedad, lo que nos permite hacer estudios muchos más cercanos a la realidad".
Estas técnicas, añadió el investigador, ya se están realizando en algunos estudios vinculados al proyecto IMBRAIN de Cibican en la Universidad de La Laguna y será uno de los objetos de reflexión en el seno de la Conferencia Internacional sobre Células Madre e Inmunidad (Internacional Conference on Stem Cells and Inmunity) que tendrá lugar en el Hotel Silken Atlántida entre los días 20 y 23 de octubre.
Este seminario está organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (IUMP) en Tenerife en colaboración con la Fundación Alfonso Martín Escudero y con Cibican, quien además ofrece becas para participar en el encuentro científico.
El investigador de Cibican insiste en que la ventaja que tienen estos modelos realizados con células madre es que al ser más realistas con el desarrollo de la enfermedad, permitirán llegar a posibles abordajes terapéuticos de una manera más rápida y segura. Eso sí, recuerda que la investigación hasta llegar a soluciones reales con garantías es larga y que no deben darse falsas expectativas a los enfermos. "Lo del uso terapéutico de células madre para algunas patologías es un objetivo alcanzable pero más a largo plazo", remarcó Salido, para añadir que ya hay en el mundo algunos casos de éxito.
DE LA POLÉMICA A LA NORMALIZACIÓN
Lo que ha ocurrido en esta última década es que se ha pasado de una polémica por el uso de las células madre a una normalización en laboratorios. El director de Cibican, Rafael Alonso Solís, recuerda que aquella polémica "tenía más que ver con un asunto ético y una circunstancia política determinada en España que con un debate científico. Además, se circunscribía al uso de las células madre obtenidas en embriones humanos. Hoy día la técnica permite trabajar con otro tipo de células madre provenientes, por ejemplo, de la piel de los pacientes con ciertas patologías".
Solís destaca la importancia del Seminario que tendrá lugar en Tenerife porque se ha logrado reunir a los investigadores más punteros del mundo en este sector venidos de centros tan representativos como el Hospital Monte Sinaí de Nueva York; la Universidad de Ciencias de la Salud de Oregón; el Centro Médico Erasmo de Rotterdam; el Consejo Nacional de Investigaciones Oncológicas de Madrid, o el Instituto del Cáncer de Ontario en Toronto, entre otros.
Eduardo Salido explica que una célula madre es "una célula a partir de la cual se pueden derivar distintos tejidos: una célula que tiene capacidad pluripotencial". "Lo importante es que gracias a las células madre se han logrado tener en los laboratorios lo que se denominan líneas celulares de enfermedades importantes como linfomas, cáncer, diabetes, etcétera", agregó.
"La diferencia está en que estas líneas celulares que luego podemos manipular y trabajar en el laboratorio provienen de enfermos, lo que las convierten en más pegadas a la realidad y permiten ser más precisos en las investigaciones", remarca el investigador, quien afirma que "antes eran modelos imperfectos porque se usaban las líneas celulares que existían en los laboratorios que no eran tan reales". Con esta fórmula se avanza especialmente en algunas patologías como Alzheimer, Parkinson o enfermedades neurodegenerativas.
Otra línea de trabajo donde las células madre están teniendo buenos resultados es en la industria farmacéutica, pues han logrado el rastreo de fármacos de moléculas que puede afectar de una manera positiva a esas células.