Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cineastas e intelectuales se reúnen en marzo en Salamanca emulando las conversaciones sobre cine español de 1955

La Fundación SGAE quiere recuperar con las jornadas 'Nuevas conversaciones del cine español' el espíritu de las 'Conversaciones de Salamanca' que en 1955 congregaron a un gran número de destacados cineastas e intelectuales para debatir sobre el funcionamiento y la estructura del cine patrio de la época.
Así lo ha explicado el realizador y coordinador de la iniciativa, Luis María Ferrández, que ha presentado el proyecto junto a la cineasta y directora institucional de Audiovisual de Fundación SGAE, Inés París, y el presidente de la SGAE, José Luis Acosta, quien ha defendido que se trata de un "proyecto absolutamente necesario" por los tiempos "convulsos" en los que vive el actual cine español.
"Todos sabemos en qué situación está el cine español", ha comentado Ferrández, que califica de "idea excelente" que se organice todo tipo de acciones para debatir sobre el escenario actual de la cinematografía española, aunque lamenta que estas acciones deberían hacerse desde instituciones públicas.
Ferrández ha dejado claro que estas 'Nuevas conversaciones de cine español', que tendrán lugar en Salamanca del 3 al 5 de marzo, no son una "reedición" de aquellas jornadas que se celebraron en la ciudad castellana en 1955, al igual que tampoco se trata de un Congreso, sino de unas mesas redondas en las que cineastas españoles debatirán sobre el presente y futuro de la industria.
En este sentido, Ferrández ha insistido en que no se trata de una continuación de las jornadas de 1955 porque las circunstancias son distintas y porque ahora existen "otros problemas", como es el caso de los derivados por la era digital, aunque ha reconocido que, más de 50 años después, siguen existiendo problemas similares.
Según ha detallado, las 'Nuevas conversaciones' se moverán entorno a cuatro puntos: la identidad del cine español; patrimonio, educación, público y taquilla; la internacionalización del cine español; y las nuevas posibilidades del cine.
UN PARTICIPANTE QUE ACUDIÓ A LA CITA DE 1955
A la presentación también ha acudido el veterano director de cine Carlos Saura, uno de los cineastas que estuvieron presentes en las ya citadas 'Conversaciones de Salamanca' en la década de los 50. Saura, que acudirá a la cita de marzo, ha afirmado sentirse como una "representación" de aquellos que acudieron a las jornadas celebradas en 1955, en la que estuvieron Basilio Martín Patino, Fernando Fernán Gómez, Fernando Lázaro Carreter, Luis García Berlanga o Juan Antonio Bardem, entre otros.
Sin embargo, Ferrández ha recalcado que Saura no acude en representación de "todos los que estuvieron allí", sino que su asistencia a las 'Nuevas conversaciones' se debe a que es "un maestro" del cine español. "Lo importante de la noticia no es quién no está, sino quién va a estar", ha añadido el impulsor de la iniciativa.
Para Saura, las 'Conversaciones' celebradas en Salamanca en 1955 fueron una "reunión política" de la que tiene "recuerdos muy vagos" que sirvió para reconocer los problemas del cine del momento. En este sentido, ha lamentado que en aquellos años no se reconociera el "otro tipo de cine". "En la Escuela de Cine nadie sabía quién era Luis Buñuel", ha remarcado el cineasta, quien en la misma línea ha agradecido a los festivales la acogida de su trabajo. "Yo no hubiera podido hacer ninguna película si no hubiese sido por los festivales", ha sentenciado Saura.
"NO HAY LIBERTAD DE EXPRESIÓN"
El veterano cineasta ha reflexionado sobre el actual cine que se hace en España y el que se hacía antes y ha comentado que "el cine de hoy no tiene nada que ver" con el que se hacía hace décadas, pues el de ahora "está mal", pero es que el de antes "estaba peor". El cineasta ha centrado su discurso en los nuevos problemas a los que se enfrenta el cine patrio. "Hacer cine es muy difícil", ha dicho Saura, quien también reconoce que en la actualidad, con una cámara digital, un par de actores y talento, se puede hacer una película, algo que antes era "impensable".
"Hoy la protesta va por otro lado", ha añadido Saura, para quien el principal problema de ahora es "cómo se puede ver ese cine", es decir, las nuevas formas de distribución del cine español.
Por otro lado, el director ha instado a los nuevos cineastas a realizar "comedias ligeras" y a reinventarse, pues para él, el cine costumbrista que se hace en España es "muy aburrido", ya que se cuentan siempre las mismas historias.
Durante la presentación también se ha hablado sobre la libertad de expresión de las formas artísticas, en especial del cine. "En el cine no hay libertad de expresión", ha expresado Saura, quien ha puesto de ejemplo el hecho de que en España no se pueden hacer filmes que vayan en contra del Ejército o de la Iglesia.
La anécdota de la presentación también ha estado protagonizada por el director, quien ha confesado ir al cine sólo para ver "películas de catástrofes", de las que se siente admirador por el "espectáculo" que ofrecen.
El plazo de inscripción a 'Nuevas conversaciones de cine español', gratuito y abierto a todo el mundo, comienza este viernes 15 de enero y finaliza el martes 1 de marzo. Aquellos interesados pueden remitir un correo electrónico a la siguiente dirección: fomracion@fundacionsgae.org. En la página web de la Fundación SGAE (www.fundacionsgae.org) estará alojado el programa del encuentro.