Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Coches clásicos de Hollywood salen a subasta

Según anunció la casa de subastas Bonhams, cerca de 80 vehículos clásicos, la mayoría pertenecientes al coleccionista Ted Leonard, saldrán a la venta durante la "Greenwich Concours d'Elegance". EFE/Archivotelecinco.es
El Rolls-Royce que condujo el actor Robert Redford en la película "The Great Gatsby" es una de las joyas clásicas que se subastarán mañana durante la feria anual de automóviles antiguos que se celebra este fin de semana en Connecticut, en Estados Unidos.
Según anunció hoy la casa de subastas Bonhams, cerca de 80 vehículos clásicos, la mayoría pertenecientes al coleccionista Ted Leonard, saldrán a la venta durante la "Greenwich Concours d'Elegance", que se calcula que generará entre cinco y seis millones de dólares.
Entre ellos está el Rolls-Royce modelo Phantom I Ascot Tourer de 1929 que condujo Redford en 1971 cuando encarnó en la gran pantalla al vividor de la novela de Scott Fitzgerald, valorado entre 150.000 y 200.000 dólares.
También la limusina Rolls-Royce Silver Gosht que perteneció al ex presidente estadounidense Woodrow Wilson, que puede alcanzar los 300.000 dólares.
Otro clásico será el Packard Darrin convertible de 1938 de Clark Gable, uno de los primeros de este modelo y cuyo precio oscila entre los 175.000 y los 250.000 dólares, y un Auburn Boattail Speedster, uno de los deportivos de moda de la época.
Además, saldrá a la venta una limusina Cadillac de 1939 que aparece en la película "The Good Shepherd" (2006), dirigida por Robert De Niro y protagonizada por Matt Damon, Angelina Jolie y Alec Baldwin.
La colección no solo ha suscitado el interés de los posibles compradores, sino que ha llevado a los amantes de los coches clásicos y a los cinéfilos a visitar la feria.
"Esta es una oportunidad excelente para los coleccionistas", aseguró Rupert Banner, especialista que supervisará las ventas.
Banner señaló que la pasión de Leonard, "un conocido y muy querido entusiasta de los coches de colección", ha permitido reunir esta "increíble colección".
Ted Leonard era propietario de un concesionario de coches en Massachusetts y convirtió su gran afición en colección en los años sesenta.
La familia Leonard ha decidido vender los autos dos años después de la muerte del coleccionista.