Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Colorean los socavones para evitar accidentes

¿Un agujero asesino en mitad de la calzada? Sin problema, un grupo de ingenieros tiene la solución, probablemente la más barata y rápida del mercado. En lugar de asfaltar el hoyo, puede colorearse con amarillo chillón para que los conductores lo vean a larga distancia. A modo de prevención, planean crear una capa intermedia en la calzada con colorantes amarillos que verían la luz a la menor grieta en la carretera.
Dario de Meo, Domenico Diego, Alessio de Nicolo Volpe y Cristina Corradini son cuatro amigos estudiantes a ingenieros en la Universidad Politécnica de Milán con ideas totalmente nuevas para hacer las calles más seguras. Su proyecto, que ha triunfado por innovador, les vino a la cabeza mediante la observación de la piel humana, que sangra si se lastima para que el rojo sea notado de inmediato. Aplicado a las carreteras, pensaron crear sobre el asfalto una capa intermedia de color amarillo con polvos colorante, de modo que en el momento que la calzada se agrieta, el desperfecto se hace visible al momento.
Con esta estratagema, el conductor tiene más tiempo de evitar el agujero que encuentra en su camino, ya que lo ve antes. Por lo visto, varios países europeos están interesados en el proyecto, especialmente Reino Unido y Alemania. IM
         PON UN BACHE EN TU VIDA