Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso aprobará el nombramiento del nuevo presidente de RTVE

El Pleno del Congreso aprobará previsiblemente el jueves 16 de octubre el nombramiento del nuevo presidente de RTVE, un proceso que se pone en marcha "a golpe de pleno extraordinario", ya que el grupo mayoritario de la Cámara no ha contado con el respaldo del PSOE, según se ha informado el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso.
En la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces de los martes, Alonso ha avanzado que, tras la presentación este lunes de las candidaturas, este miércoles 8 de octubre los dos aspirantes propuestos, el del PP y el de UPyD, serán examinados por la Comisión Consultiva de Nombramientos de la Cámara Baja.
Posteriormente, el martes 14 de octubre se convocará un pleno extraordinario a la una de la tarde donde cada diputado votará en una urna de forma secreta a su candidato.
PRESIDENTE EN SEGUNDA VUELTA
Como previsiblemente en esta primera vuelta el aspirante a liderar RTVE no obtenga la mayoría de dos tercios de la Cámara que obliga la ley, 48 horas después, el jueves 16 de octubre se celebrará otro pleno extraordinario, después de que finalice el ordinario, en torno a las 12.00 horas, cuando ya sólo se precisará mayoría absoluta, lo que el PP tiene garantizado con sus 185 diputados. Será entonces cuando sea formalmente elegido el nuevo presidente de RTVE en una segunda vuelta.
"Queríamos que --el proceso de elección-- fuera incluido en el pleno ordinario de la próxima semana, pero hemos contado con la negativa del Grupo Socialista, y aún así lo haremos la próxima semana. Pero lo tenemos que hacer de una manera más difícil", ha señalado Alonso, criticando que la oposición del PSOE se niegue a incluirlo en el orden del día del Pleno de la próxima semana les haya llevado a hacerlo "a golpe de pleno extraordinario". "Lo hubiéramos hecho de todas formas el martes y el jueves pero quizá a otra hora", ha añadido.
Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha lamentado que "el Gobierno y el PP" ha "pretendido" que entrase la votación del nuevo presidente para el ente público en el Pleno de la próxima semana, sin haber tenido lugar el examen previo y obligatorio por ley de la Comisión de Nombramientos.
"Afortunadamente no es posible que no vaya a la Comisión de Nombramientos, es obligatorio, tiene que dictaminar, y después hay que convocar nueva junta de portavoces, que convocaría un pleno --extraordinario--", ha explicado Hernando.
UPYD PRESENTA UN CANDIDATO ALTERNATVO
El PP ha presentado como candidato al periodista José Antonio Sánchez, que ocupó el cargo de director general de RTVE entre 2002 y 2004, mientras que UPyD ha promovido la candidatura del exdirector de programas de TVE Francisco Javier Montemayor Ruiz.
Alonso ha dicho que, aunque Montemayor puede ser apto porque "acredita una experiencia", espera que salga adelante José Antonio Sánchez por su "dilatada" trayectoria en la televisión y en los medios de comunicación.
El anterior presidente accedió al puesto con la luz verde del Congreso en segunda vuelta, con 194 votos a favor (de PP y CiU) de los 279 votos emitidos, 74 en blanco y 4 nulos.
Esta designación es posible tras aprobar el Gobierno un decreto ley en el año 2011 por el cual modificaba la forma de elección del consejo de administración de la radiotelevisión pública, que exigía desde 2006 (año en que se aprobó la Ley de reforma de RTVE) el consenso de dos tercios de la Cámara de los Diputados.
Este decreto reformaba el anterior sistema de renovación de RTVE y fue aprobado por el Gobierno 'popular' con el objetivo de "desbloquear" una negociación entre los partidos políticos que no permitía acordar un nuevo presidente. Esta situación se prolongaba en el tiempo casi cerca de un año tras la dimisión del anterior dirigente, Albert Oliart, y permitió la entrada en RTVE de Leopoldo González-Echenique.
Antes de la aprobación del decreto, el dirigente de la corporación debía ser elegido por dos tercios del Congreso, lo que hacía necesario un acuerdo entre PP y PSOE.