Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Creadores constituyen la plataforma 'Seguir creando' y piden paralizar los procesos contra los autores mayores de 65

Escritores como Antonio Gamoneda, Javier Reverte o José Manuel Caballero Bonald, entre los afectados directamente por esta medida
Varias organizaciones profesionales --entre las que se encuentran CEDRO, SGAE, ACE, VEGAP y la AELC, entre otras-- se han reunido este viernes, 22 de enero, en la sede de la SGAE en Madrid para constituir la plataforma 'Seguir creando', ante la situación actual de los autores mayores de 65 años que deben elegir entre realizar su actividad o cobrar una pensión, por lo que han solicitado la suspensión de los procesos puestos en marcha contra este colectivo.
Esta es una de las reivindicaciones que figura en la 'hoja de ruta' diseñada por las organizaciones para este 2016, que contempla diversas acciones con el fin de sumar a otros sectores afectados, realizar actos reivindicativos y mantener encuentros con los representantes de los principales partidos políticos para dar a conocer sus peticiones.
De este modo, además de solicitar la suspensión de las inspecciones ya abiertas y paralizar los actuales procesos puestos en marcha contra algunos autores --entre los que se encuentran escritores como el Premio Cervantes 2006 Antonio Gamoneda, Javier Reverte o José Manuel Caballero Bonald, afectados directamente por esta medida--, también han pedido modificar la actual legislación que regula la materia.
Asimismo, han pedido diseñar una nueva normativa "más ambiciosa" que recoja las necesidades especiales de los profesionales de la creación y que tenga en cuenta la especificidad del sector salvaguardando sus derechos, así como difundir la campaña en redes sociales con la etiqueta #seguircreando.
Con la puesta en marcha de la plataforma 'Seguir creando', sus impulsores quieren que cualquier profesional del sector pueda seguir creando de forma remunerada después de su jubilación, sin dejar de percibir una pensión a la que contribuyeron durante su vida activa, una circunstancia que la ley prohíbe desde el año 2013.
A juicio de sus impulsores, la medida es "injusta" y está causando "graves perjuicios" a la cultura al privar a la sociedad del talento de los creadores con más experiencia. Por ello, piden equipar la legislación española a la de otros países de la Unión Europea, en los que jubilación y creación son actividades compatibles al entender que su aportación contribuye a enriquecer el acervo cultural de una sociedad.
En este contexto, los impulsores de la plataforma también han publicado un manifiesto en el que piden la compatibilidad de la percepción de pensiones con los rendimientos del trabajo derivados de la actividad creativa, y el cese inmediato la campaña puesta en marcha por el Ministerio de Empleo que insta a los afectados a que elijan entre continuar manteniendo una vida intelectualmente activa o su pensión de jubilación.
PROCESO DE DIÁLOGO
También reclaman la apertura de un proceso de diálogo con las organizaciones autorales que permita encontrar "una solución justa" para quienes, al finalizar su vida laboral activa, aún quieren aportar su talento al acervo cultural y científico-técnico a la sociedad; y solicitan al nuevo Gobierno que diseñe una nueva norma que permita compaginar el desarrollo social y creativo con los derechos sociales y laborales de todos.
En caso contrario, alertan de un daño de "proporciones incalculables" al desarrollo intelectual del país al impedir la aportación de los autores en una etapa de su vida "en la que el grado de madurez, experiencia y sabiduría puede ser volcado en mejorar una sociedad cada vez más necesitada de peso intelectual".
También advierten de "una desprotección de los creadores, especialmente aquellos con menores rentas que no pueden complementar sus pensiones no contributivas, con el fruto de su conocimiento" y de un descenso de la contribución a la Hacienda Pública pues, si los creadores dejan de producir, también dejarán de contribuir a las arcas públicas.
Desde 2012, cualquier profesional de la creación mayor de 65 años que desee continuar desarrollando su actividad tiene dos opciones: cobrar su pensión pero renunciando entonces a percibir una retribución por sus cursos, artículos, conferencias y a los derechos de autor que su obra le genere, si con ello supera en ingresos el Salario Mínimo Interprofesional anual bruto; o continuar aportando su conocimiento, pero renunciando entonces a su pensión contributiva y no contributiva, según los creadores.
(EUROPA PRESS)