Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuidado con el plástico, convierte a los hombres en mujeres

Un estudio revela que los ftalatos presentes en numerosos productos de uso cotidiano "feminizan" a los bebés varones si son expuestos a altas dosis de estos durante el embarazo.telecinco.es
Las sustancias químicas que contiene el plástico alteran el cerebro de los bebés varones volviéndolos más femeninos. Es la conclusión de un reciente estudio de la Universidad de Rochester que revela que los chicos expuestos a altas dosis de PVC y similares en el útero materno, tienen después menos inclinación a jugar con juguetes considerados masculinos, como aviones, coches, etc.
El estudio se suma a la preocupación de la comunidad médica sobre la seguridad de los ftalatos, una sustancia que se encuentra en numerosos productos y objetos de la cotidianidad, como en los suelos de vinilo, las cortinas de duchas y otros de PVC.
Los ftalatos pueden provocar alteraciones en las hormonas, por lo que su uso para la fabricación de juguetes está prohibido en la UE desde hace algunos años.
Sin embargo, todavía se utiliza ampliamente en muchos artículos del hogar, incluyendo muebles de plástico y envases y diferentes contenedores que usamos a diario, según publica la BBC.
Hay muchos tipos diferentes de estas sustancias que pueden mimetizarse como si fueran la hormona femenina estrógeno. Los investigadores han demostrado que esto podría provocar el nacimiento de niños con anomalías en los genitales.
Incluso, el estudio revela que algunos ftalatos influyen en un cerebro en desarrollo, al bloquear la acción de la hormona masculina. El Dr. Shanna Swan y su equipo analizaron muestras de orina de las madres durante el embarazo para seguir los rastros de ftalatos.
Las mujeres, que dieron a luz a 74 niños y 71 niñas, fueron objeto de seguimiento. Cuando los chicos tenían edades de cuatro a siete se le preguntó sobre los juguetes y los juegos que preferían.
Los expertos descubrieron que ftalatos DEHP y DBP pueden afectar el comportamiento de los chicos. Los varones expuestos a altas dosis de estas sustancias en el útero materno les gustaba menos jugar con coches, trenes o a juegos de combates, a diferencias de otros menos expuestos.
La directora del grupo químico campaña CHEM confianza Elizabeth Salter-Green, explicó su preocupación. "Ahora sabemos que los ftalatos, a la que todos estamos expuestos constantemente, son muy preocupantes para la salud, al interferir en la reproducción masculina y, al parecer, en el comportamiento masculino".
Sin embargo, Tim Edgar, del Consejo Europeo de Plásticos mostró su cautela y pidió la intervención de "otros expertos y científicos para examinar este estudio con más detalle y poder emitir un juicio adecuado." El tipo PAD ha sido prohibido desde 2005 en la UE.