Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Da a luz tres horas después de saber que estaba embarazada

Belinda Waite de 21 años enseña el fruto de sus nueve meses de malestar, ese que los médicos creyeron era un síndrome de intestino irritable. Foto 'The Telegraph'telecinco.es
Embarazo sorpresa. Belinda Waite, de 21 años no sabía que iba a a dar a luz. Durante nueve meses sufrió muchas molestias y fue atendida en diferentes hospitales que no se dieron cuenta de su estado y le diagnosticaron un síndrome de intestino irritable. Tres horas antes de traer al mundo a su hija, los médicos aclararon el misterio de sus males.
La historia de esta peluquera británica, de Bampton, la publica el 'Telegraph'.  Waite reveló que le ha pasado eso que "puedes leer en las revistas, pero que nunca piensas le suceden a la gente real y que ciertamente nunca pensó que iba a pasarme a mí".
Estaba en casa con su pareja de 28 años cuando inesperadamente se puso de parto. "Fue un 'shock' para todos nosotros, pero hay que seguir con estas cosas y estamos disfrutando realmente."
La madre por sorpresa explicó cómo pudo pasarle algo que parece tan inverosímil. "Hace solo un mes comencé a sentir algo diferente, como si algo se moviera dentro de mí, pero nunca creí que estaba embarazada y tampoco parece habérsele ocurrido a ningún médico", contó.
El día de Navidad, recuerda que fue al hospital una vez más, después de que se le hincharan las manos y los pies, pero los médicos le dijeron que sufría de gota o, quizá una alergia.
El 6 de febrero -la noche antes de que naciera la pequeña Louise - la chica volvió al hospital con dolores en todo su cuerpo.  Esta vez los médicos volvieron a equivocarse, pero no tanto. A las 22.00 horas le confirmaron que estaba embarazada de tres meses, aunque lo cierto es que la pequeña Louise llegó cuatro horas y media más tarde a las 2.30 am.
"No tuvimos tiempo de pensar mucho, de repente teníamos un bebé", ha revelado. El hospital donde fue atendida se negó a hacer comentarios.