Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dagur Kári narra la grandeza de las diferencias en el filme 'Corazón gigante', este viernes en los cines

El director islandés Dagur Kári regresa en el filme 'Corazón gigante' a un perfil de personaje inadaptado que lo ha atrapado en varias de sus películas y que en esta ocasión se viste de amabilidad y buenas intenciones, a pesar de sus aparentes diferencias y del rechazo de los demás.
El filme, que se estrena este viernes 13 de mayo en España, está protagonizado por Fusi, a quien da vida el cómico Gunnar Jónsson, un personaje a quien Kári compara con un "buda", puesto que a pesar de que "el mundo le trata de una manera muy cruel, él nunca responde los golpes y siempre responde con generosidad".
"Hay que ser muy fuerte para eso", ha señalado durante una entrevista concedida a Europa Press con motivo de su visita a España para presentar este filme, en el que esta debilidad, por la que el espectador piensa en este personaje como alguien "demasiado ingenuo y simple", se convierte en "una fuente de fuerza enorme" que le ayuda a "superar obstáculos".
La vida de Fusi, un introvertido cuarentón que aun vive con su sobreprotectora madre y que pasa sus días entre el trabajo en un aeropuerto, y sus juegos con maquetas recreando famosas batallas, centra la acción de esta película. El día de su cumpleaños su madre le regala un cupón para acudir a una escuela de baile, donde conoce a Sjöfn, otra alma solitaria que, junto a su hija de ocho años, le conducirán a dar el gran salto de su vida.
Kári, director y autor de este filme, concibió este filme en torno al actor principal, al que descubrió en una de sus colaboraciones en un programa de humor islandés. "No es un actor profesional ni tiene formación, pero sentí que tenía algo único, soñé con verle en el papel protagonista para una película dramática", ha explicado.
PERSONAJES OUTSIDERS
Kári ha confesado que centrarse en personajes outsiders no es algo de lo que sea consciente y ha explicado que lo que le gusta es "la sensación de estar en una burbuja". "Cuando hago películas intento hacer una burbuja cinematográfica alrededor del universo de la película, de modo que el espectador entra en una realidad distinta", ha indicado.
Al cineasta islandés no le gustan las historias de amor e intenta evitarlas, porque cree que "en cuanto un chico conoce a una chica la película se convierte en otra cosa y se cuenta de una manera distinta". Sin embargo, es consciente de la necesidad de escuchar lo que necesita la historia y, en este caso, "era evidente que el reto más grande para Fusi iba a ser enfrentarse al amor".
Respecto al tono de la película, ha indicado que en todos sus trabajos ha explorado la relación entre el humor y la tragedia, una relación que le parece "atractiva", puesto que la falta de autenticidad en las películas le hace sentirse "vacío", mientras que en las películas de humor opina que no hay sitio para uno mismo.
Por ello, en 'Corazón gigante' ha colocado en el centro de la historia "el matrimonio entre el humor y la tragedia". No obstante, reconoce que en esta ocasión el equilibrio ha sido difícil, porque la actuación de Gunnar Jónsson fue "tan auténtica y honesta" que el resto de los parámetros tenían que estar a la altura.
Finalmente, rodó la película sin un final, que tardó un año en llegar, y el proceso de montaje se demoró otros dos. "Todo ello a pesar de la aparente sencillez", ha destacado. El resultado parece haber merecido la pena: entre otros reconocimientos, fue ganadora en el pasado Festival de Tribeca y premiada en la Seminci de Valladolid.