Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A Daniel Radcliffe le quita el sueño que termine la saga de Harry Potter

Daniel Radcliffe lleva diez años en la cresta de la fama con su personaje Harry Potter. Cambiar de vida le da un poco de miedo al actor.telecinco.es
Harry Potter ya tiene fecha de caducidad. La última película de la saga está a pocos meses de su estreno y Daniel Radcliffe podrá ver sus deseos satisfechos de dedicarse a otros proyectos. Sin embargo, ese, futuro incierto tras diez años de 'magia' y trabajo seguro también le provoca bastante miedo al actor, que se declara ansioso por formar una familia y tener hijos.
El deseo de Radcliffe, que ha vivido los últimos diez años en la cresta del éxito, le provoca un poco de miedo, según ha reconocido el propio actor en declaraciones a la BBC.
Ahora que la saga está por terminar, su vida dará un vuelco y podría no ser tan emocionante como hasta ahora, aunque esa posibilidad no es de las que asusta el mago.
El actor, de 20 años, afirma que una de las mayores aventuras que aún le quedan por experimentar es la de ser padre. "¡He de tener hijos!", ha declarado a la televisión estadounidense.
"Cuando los tenga, me van a mantener ocupado ", ha asegurado Daniel, aunque reconoce que formar una familia no es algo que se plantee a corto plazo.
El joven declara estar sorprendido por los cambios que ha visto en personas de su entorno tras tener hijos, y parece que esa vivencia le ha hecho querer ser padre.
"He presenciado cómo otros han tenido hijos mientras rodábamos las películas, y he visto lo increíble que es el cambio que tiene lugar en sus vidas", ha declarado.
Aparte de este proyecto de familia, también debe plantearse otros retos en breve, en concreto el de qué hacer con su carrera profesional. Y es a esto a lo que más le teme, de la misma manera que su compañero de reparto Rupert Grint, quien interpreta a Ronald Weasley.
Ambos reconocen que la vida después de la saga es un desafío que les intimida, pero también se sienten muy ilusionados ante el cambio de etapa.
Es por ello que Rupert afirma que "da bastante miedo que todo acabe porque saldremos al mundo real, hemos estado en una burbuja", aunque también dice sentirse "entusiasmado por cambiar y ver qué hay ahí afuera".