Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dermatólogos defienden atajar los efectos psicológicos y físicos de la psoriasis

Dermatólogos internacionales han destacado la necesidad de atenuar el impacto físico y psicológico de la psoriasis para mejorar la calidad de vida de los pacientes, en el marco de la reunión 'Specialty Dermatology Meeting. Skin to live in' organizada por Novartis para analizar las novedades y retos de futuro frente a las patologías dermatológicas.
La reunión ha aglutinado a medio millar de especialistas de todo el mundo que analizan las novedades y retos de futuro que plantean patologías dermatológicas como la psoriasis.
Esta enfermedad inflamatoria crónica, que afecta hasta el 3% de la población mundial que equivale a más de 125 millones de personas, es una patología que no representa un mero problema estético ya que tiene un gran impacto en la calidad de vida de las personas y está asociada a numerosas comorbilidades.
El coordinador científico del encuentro y director del Departamento de Dermatología del Hospital Sant Pau de Barcelona, Lluís Puig, ha destacado que "aunque las enfermedades dermatológicas raramente son potencialmente mortales, sí tienen un impacto importante en la calidad de vida".
Está demostrado que "las patologías de la piel afectan a las personas en términos de imagen, estilo de vida y relaciones interpersonales, lo que tiene enormes consecuencias psicológicas".
En su opinión, es importante cubrir las necesidades más actuales, tanto desde el punto de vista diagnóstico como terapéutico y, por supuesto, de recursos para garantizar el bienestar de las personas con enfermedades dermatológicas crónicas como la psoriasis, ya que son muy incapacitantes.
IMPACTO VISUAL
Para el médico adjunto del Servicio Dermatología del Consorcio Hospital General Valencia, José Luis Sánchez Carazo, la presencia de lesiones cutáneas provoca en la sociedad un gran impacto visual que es notado por los pacientes, que se sienten rechazados y evitan los sitios públicos como piscinas, gimnasios y playas, "lo que les afecta también psicológicamente y les convierte en pacientes con un mayor índice de ansiedad/depresión que la población general".
El efecto de la psoriasis en la calidad de vida asociada a la salud de las personas es similar a la de enfermedades como cáncer, cardiopatías, artritis, diabetes tipo 2 y depresión.
Las personas con psoriasis también sienten estigmatización social por el aspecto de su piel, así como depresión, falta de atractivo, pensamientos suicidas, dificultades económicas y problemas profesionales.
Según el Jefe de Servicio de Dermatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Francisco Vanaclocha, cada vez se están utilizando medicamentos más eficaces y seguros, capaces de solucionar en un porcentaje mayor problemas que antes no se resolvían y con menos efectos secundarios, pero siempre hay un pequeño porcentaje de pacientes que no responde al tratamiento u otro que pierde respuesta, por lo que es necesario personalizarlo.
En su opinión, para esto "es básico dar con la mejor terapia sistémica, lo que se logra dedicándole tiempo al paciente, a escucharlo para ver que siente y necesita".
Puig ha añadido que "si ahora el estándar es mejorar un 75% la afectación de la piel, nuestro objetivo próximo es blanquear y mantener blanqueado al paciente de la forma más eficientemente posible".