Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desarrollan una aplicación móvil que permite al enfermo renal un mejor el control de la alimentación

La Fundación Renal acaba de presentar Nefrodiet, una aplicación móvil para ayudar a los enfermos renales a alimentarse mejor y más variado, además de ayudarles a controlar los alimentos evitando una dieta inadecuada y, por tanto, reduciendo la posibilidad de complicaciones asociadas a su enfermedad.
Nefrodiet, basada en un programa desarrollado por un paciente, cuenta con el aval de las sociedades científicas y con el apoyo de los pacientes. La aplicación, que ya está disponible de manera gratuita para dispositivos iOS y Android, fue lanzada en su versión en pruebas en abril y lleva ya más de 800 descargas.
"Permite llevar un control de los componentes que son más importantes en su dieta eso le permite variar los alimentos", explica a Europa Press Ana Balseiro, directora de Acción Social y Comunicación, quien se ha encargado de presentar la aplicación en un acto celebrado en el Restaurante Pedro Larumbe, donde se ha podido degustar un menú apto para enfermos renales, y comprobar la utilidad de Nefrodiet.
El enfermo con insuficiencia renal debe controlar la cantidad de proteína y fósforo en la dieta, limitando el consumo de calcio, sodio y potasio. "El control de la alimentación en diálisis no es fácil para los enfermos", señala a Europa Press el doctor Roberto Martín, director Médico de la Fundación, quien afirma que este programa puede ayudarles a ver qué alimentos son más peligrosos para ellos.
El experto recuerda que la alimentación del enfermo renal depende de la fase en la que esté su insuficiencia renal. Así, no debe controlarse igual el enfermo en prediálisis que el que está en diálisis. Los primeros son enfermos que orinan y pueden desprenderse del agua con facilidad, mientras que los que se encuentran en diálisis el manejo del agua que beben debe controlarse.
"El enfermo con insuficiencia renal en prediálisis para no generar más toxinas que no elimina debe comer menos proteínas, y una vez que el enfermo está en diálisis se debe nutrir más y debe comer mejor", añade.
En su opinión, esta herramienta "permite al enfermo ir componiendo su dieta". "Lo ideal es que el enfermo sepa cuál es la composición de los platos que come y que sepa qué puede comer y que si se pasa tendrá en las siguiente comidas que comer menos de fósforo, sodio o potasio", afirma.
La aplicación permite llevar un control diario de la cantidad cada uno de los principales componentes que afectan al enfermo renal: fósforo, potasio, sodio, proteínas, hidratos de carbono, calorías, agua; así como de 3 indicadores básicos como son el índice glucémico, la carga glucémica o el ratio fósforo/proteína.
INTUITIVA Y DE FÁCIL MANEJO
Nefrodiet se basa en un sencillo e intuitivo sistema que permite al usuario llevar un control diario de la cantidad que consume de cada uno de los principales componentes que afectan al enfermo renal. El paciente podrá ir metiendo lo que va comiendo cada día y la aplicación le irá informando de los consumos de cada componente y le irá indicando, con un sencillo sistema de colores, cuando se acerca o llega al límite diario recomendado de cada componente.
Esta aplicación, que cuenta con el aval científico de la Sociedad Española de Nefrología y de la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica, se ha elaborado a partir de un programa diseñado por Fernando Martínez Casado, un enfermo renal de profesión informático, que creo la herramienta para su uso personal y que, tras comprobar su excelente resultado, decidió cederlo a la Fundación para que estuviese a disposición de todos los enfermos renales que lo necesitasen.
Además de un buscador de alimentos, donde se puede encontrar la cantidad de sodio, fósforo, potasio, agua, etc por cada 100 gr de alimento comestible (no se tiene en cuenta las partes del alimento que no se comen como huesos, etc) y crudo (antes de cocinar); también se incluye un desplegable para calcular los componentes con diferentes técnicas de remojo o de cocinado.
Además de tiene un listado de raciones, una calculadora de de platos; se pueden almacenar recetas; permite un control diario toda la ingesta por días, que además después pueden consultarse, enviar y descargarla en pdf.
La aplicación cuenta con un diseño gráfico a través de círculos (tipo semáforo: verde, amarillo y rojo) en los que figura la cantidad máxima recomendada. "En la pantalla principal existe un circulo por cada uno de los diez componentes que va cambiando de color a medida que el paciente se va acercando a límite de consumo", explica Balseiro.