Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detectan una variante genética que ayudó a sobrevivir a los esquimales y que ahora es perjudicial para su salud

Científicos de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, han estudiado el genoma de los esquimales de Siberia e inuits de Canadá y han hallado una variante genética que en el pasado les sirvió para sobrevivir a las bajas temperaturas pero que, sin embargo, en la actualidad les hace proclives a padecer hipoglucemia y aumenta la mortalidad infantil.
Los resultados de su trabajo han sido publicados en la revista 'American Journal of Human Genetics' y los investigadores han visto que la variante genética de la enzima CPT1A fue la que hace miles de años les permitió sobrevivir a estas poblaciones del Ártico, ya que les servía para procesar mejor las dietas altas en grasas y para poder sobrevivir en climas fríos.
Sin embargo, apuntan los autores, en la actualidad favorece la aparición de bajos niveles de azúcar en sangre, lo que se conoce como hipoglucemia, y la mortalidad infantil en estos individuos.
"Este caso ilustra la importancia médica de tener una comprensión evolutiva de nuestro pasado. Los impactos de la evolución en la salud deberían tenerse en cuenta más", ha explicado a Sinc Florian Clemente, de la División de Antropología biológica de la Universidad de Cambridge y coautor del estudio.
Para comprobarlo, los científicos analizaron los genomas de 25 individuos del norte de Siberia y compararon sus secuencias con otros 25 de Europa y 11 del este de Asia. De este modo, vieron como esta variante está presenten en el 68 por ciento de los esquimales de Siberia y ausente en otras poblaciones con el mismo genoma.
Dicha enzima forma parte del proceso de digestión de los ácidos con alto contenido en grasas, como los de la carne. Esto explicaría su influencia en estas poblaciones debido a la insostenibilidad de la agricultura en las regiones del Ártico, que se alimentan de mamíferos marinos