Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dolores Promesas abre en el Corte Inglés

DOLORES PROMESAS cuenta desde ahora con tres nuevos puntos de venta monomarca en nuestro país, ya que acaba de empezar a comercializar sus colecciones en El Corte Inglés.
La conocida firma española, que ya dispone de 26 tiendas propias repartidas por la geografía española y dos en París, está desde presente desde este mes en la prestigiosa cadena de grandes almacenes a través de varios corners en los centros de Bilbao, Pamplona y Alicante, donde sus clientas pueden adquirir sus colecciones de textil, incluida su línea de fiesta Heaven, en la planta joven.
La firma fundada por Alicia Hernández, Miryam Pintado y Javier Lapeña inicia así otra vía de comercialización de sus creaciones, la cual se prevé vaya incrementándose cada temporada en otras localidades del citado centro comercial.
Sobre DOLORES PROMESAS
Dolores Promesas es un personaje virtual con una vida e historia propia. A lo largo de su vida le suceden muchas cosas, las cuales remarcan su espíritu positivo y abierto ante cualquier circunstancia. En el 2005 Dolores decide hacer realidad uno de sus sueños: ser diseñadora y lanzar su propia marca.
Inconformista y enemiga de lo tradicional y de las tendencias, sus creaciones tienen una filosofía propia y un estilo muy personal. Su vida, lo que sucede, lo que le afecta y lo que siente lo transmite en cada prenda que diseña, a veces de manera más obvia utilizando logos, iconos y frases; y otras de manera más sutil usando elementos personalizados o distintos detalles. Prendas con un por qué, donde nada es casual en ellas.
El 13 de mayo de 2008 abre su primera tienda propia en Madrid -en la calle Desengaño- y actualmente cuenta con 26 tiendas en España y en 2014 abrió su primer espacio propio en París. Todas ellas representan el espíritu de la marca gracias a una decoración muy estudiada con elementos personalizados y muebles de estilo vintage.