Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Druidas y monolitos contra los puntos negros

 
La empresa responsable de las autopistas de Austria pretende llenar su red viaria de monumentos druídicos para limpiar de energías negativas de los puntos negros y reducir así los accidentes.
"Eramos escépticos al principio, no queríamos que la gente lo supiera, así que mantuvimos la prueba en secreto", ha declarado Harald Dimbacher, ingeniero jefe de la firma, que argumenta que la colocación en 2003 de pesados monolitos de cuarzo en uno de estos lugares hizo que el enclave pasara de registrar seis siniestros graves al año a ninguno.