Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EEUU estudia condonar la deuda a Haití

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, afirmó hoy que su país ya contaba con un plan para Haití que había desarrollado antes del seísmo del 12 de enero, por lo que no hay que empezar de cero, y consideró la condonación de la deuda "una importante pieza del puzzle". Hay un deseo tremendo de ayudar, pero tenemos que crear los mecanismos para que pueda ser eficaz y tenemos que dotar al Gobierno haitiano de la capacidad para liderar" ese esfuerzo, agregó Clinton. "Soy optimista respecto a que elaboraremos un buen plan", dijo.
Clinton recordó que EEUU tiene una "ventaja" que explotar en la elaboración del plan de reconstrucción para Haití, dado que su Gobierno había impulsado en ese país caribeño un plan de trabajo para su desarrollo que había empezado a dar resultados positivos.
"La ventaja que tenemos es que a lo largo del año pasado hemos estado trabajando con el Gobierno haitiano en un plan que está bien planteado y que se ha elaborado con la ayuda de ellos", recordó. Obviamente, dijo, este plan "tiene que ser revisado" ante las nuevas circunstancias.
En cuanto a la deuda de Haití, que asciende a 1.200 millones de dólares (unos 850 millones de euros) y que podría ser condonada debido a la tragedia, Clinton dijo que "la gente lo está estudiando", y consideró que esta cuestión "es una importante pieza del puzzle".
La UE y España, volcadas
La vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, dijo hoy que la Conferencia de Montreal sobre Haití es un "paso importante" en la reconstrucción del país caribeño y que España y la UE están "volcadas en la tarea".
De la Vega anunció que la UE enviará está semana a Haití "una misión para identificar las necesidades más acuciantes del país".
 
Un Haití diferente
En declaraciones del primer ministro de Haití a los medios de comunicación a su llegada al edificio de la Organización de Aviación Civil Internacional (ICAO), donde se celebra la conferencia , dijo bien claro que no ha acudido a Montreal "solamente para pedir ayuda".
"Los aspectos fundamentales (de la reconstrucción) ya están claros", afirmó, por lo que en esta conferencia no habrá grandes diferencias sobre las claves de esta labor a largo plazo, ni "vamos a perder mucho tiempo entorno a ellas", agregó. "Lo fundamental para el futuro es que lo tenemos que hacer diferente esta vez", insistió.
Según Bellerive, hay que transformar los diferentes sectores económicos de Haití, como el turismo y la agricultura.
El primer ministro también recalcó que su Gobierno trabaja ya con el sector privado de Haití para que se sume a los esfuerzos de reconstrucción.
En la conferencia sobre ayuda y reconstrucción de Haití  participan delegados de los principales países americanos y la Unión Europea, así como organismos internacionales.
La reunión, convocada tras el devastador terremoto del pasado 12 de enero que ha causado al menos 120.000 muertos, tiene como objetivo coordinar la entrega de ayuda humanitaria y planificar la reconstrucción a largo plazo del país caribeño.
Colocarse en la vía del desarrollo
También se decidirá la fecha y lugar en los que se celebrará en los próximos meses una conferencia de donantes a la que está previsto que asistan los líderes del Grupo de Amigos de Haití así como Japón, la Unión Europea (UE) y países de americanos. El primer ministro de Haití, Jean-Max Bellerive, ha dicho durante la apertura de la Conferencia la reconstrucción tras el sismo del 12 de enero debería servir para colocar al país en la vía del desarrollo.
"La reconstrucción afectará a todo el país. Debemos pensar en reubicar a una parte de la población y redistribuir la administración pública y las bases económicas para tener en cuenta las restricciones ambientales para un desarrollo duradero", añadió el dirigente haitiano.
Asegurar lo básico
Bellerive dijo que las prioridades en estos momentos son asegurar "las necesidades básicas como agua, alimentación y ayuda médica" a la población haitiana y añadió que el reinicio de las actividades económicas "es esencial".
La vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, ha acudido a la reunión en representación de la Unión Europea (UE). La definición de esa visión estratégica, que podría ser similar al Plan Marshall que reconstruyó Europa tras la Segunda Guerra Mundial, será determinada en la futura cumbre de líderes.
Está previsto oír a las organizaciones gubernamentales que están trabajando en Haití. Karen Palmer, portavoz de Oxfam Canadá, que cuenta con unas 200 personas trabajando en Haití, ha señalado que su grupo planteará que la conferencia de Montreal apruebe la cancelación de la deuda haitiana, apoyo específico a mujeres y campesinos y que los planes de desarrollo sean para todo el país y no áreas específicas.
Problemas de seguridad
Palmer también dijo que a corto plazo una de las mayores preocupaciones de Oxfam es el deterioro de la seguridad y los problemas en los campos de refugiados.
En concreto dijo que empiezan a existir reportes de violaciones en los campamentos y que ese aspecto tiene que ser especialmente considerado especialmente después de que las autoridades haitianas anunciasen planes para asentar unas 500.000 personas en tiendas de campaña.
Según los cálculos del ministerio de Salun haitiano, tras el terremoto del pasado 12 de enero, han aparecido aproximadamente 120.000 cadáveres, pero reconoce que sin embargo esperan "una cifra final de al menos 150.000 muertos".
 
En cuanto a la deuda de Haití, que asciende a 1.200 millones de dólares (unos 850 millones de euros) y que podría ser condonada debido a la tragedia, Clinton dijo que "la gente lo está estudiando", y consideró que esta cuestión "es una importante pieza del puzzle".