Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC pide que La Roja no tenga primas por ganar el Mundial de Sudáfrica

ERC ha propuesto que Casillas, Torres, Puyol y el resto de futbolistas del combinado nacional no cobren las primas de 550.000 euros que se repartirá cada uno si la selección española gana el Mundial de Fútbol de Sudáfrica y, en su lugar, sean condecorados con la medalla al Mérito Deportivo.
De acuerdo con la proposición no de ley que ha registrado en el Congreso, ERC cree que se trata de una cantidad "excesiva", sobre todo en este momento de crisis, y solicita que la Federación Española de Fútbol negocie con los jugadores su renuncia a llevarse un premio económico por los resultados que obtengan en el Mundial.
Pide al Gobierno, por tanto, que "vele" por la racionalidad de sus gastos, en sintonía con la política de austeridad que se ha propuesto mantener para paliar los efectos de la difícil situación económica.
Los republicanos catalanes recuerdan que Alemania, la gran potencia económica europea y en una situación más favorable que España ante la crisis, ha acordado con su selección una bonificación cuya cuantía es menos de la mitad a la que está pactando la Roja.
Además, quieren resaltar que un "mileurista" necesitaría toda una vida laboral para conseguir esos 550.000 euros por su triunfo en Sudáfrica -la Federación prevé también otras primas en el caso de que la selección llegue a cuartos de final y semifinales-.
Otro ejemplo: los 14 millones que en total se embolsarían los futbolistas más su entrenador supera la cantidad que recibieron la mayoría de los municipios españoles con el Plan E para crear empleo, según señala la proposición.
Aparte de estas consideraciones económicas, ERC no está de acuerdo con que se ofrezcan estas primas porque suponen una "mercantilización" del deporte y se premia "la victoria más que el esfuerzo".
En lugar de repartir estos 14 millones de euros entre los jugadores -quienes ya cobran por acudir al Mundial, que se celebrará en junio-, propone dedicar el dinero a apoyar la "gran" labor social que se realiza a través del deporte e invertir en clubes de barrio, equipamientos deportivos municipales o proyectos de inserción social, a los que sí ha afectado la crisis, según recalca Esquerra.