Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Egipto niega que los jugadores invitaran a prostitutas antes del partido contra EEUU

El Hadary, portero egipcio, tras caer eliminado ante EEUU. FOTO: AP.telecinco.es
La delegación egipcia en la Copa de las Confederaciones ha negado que los jugadores de su equipo invitaran a prostitutas a su hotel antes del encuentro ante EEUU que dejó a los fuera del torneo. El director ejecutivo del comité local de la Copa, Danny Jordaan, ha señalado que se transmite una imagen errónea de la seguridad en el país.
Los medios locales informaron el pasado fin de semana de que cinco jugadores egipcios habían contratado los servicios de varias prostitutas después de su victoria ante Italia y que éstas les habían robado 1.700 euros. Según afirma el periódico , el responsable de la delegación egipcia, Mahmoud Taher, ha afirmado que los egipcios provienen "de un país muy religioso, los jugadores son muy religiosos y son un equipo muy disciplinado". The Star
También señaló que tal y como estaba organizada la seguridad en el hotel, nadie podía tener acceso a las habitaciones excepto el personal del propio hotel. "Teníamos cuarenta habitaciones todas juntas y todas con llaves electrónicas".
"La Policía tiene las cintas de vídeo y estamos seguros al cien por cien de que ninguna chica entró en las habitaciones", continuó Thaber, quien afirmó que adoptarán medidas legales contra los periódicos que han difundido esta noticia, a los que pidió una "disculpa formal" por la publicación de informaciones incorrectas.
"Todo lo ocurrido influyó sobre el rendimiento de la selección egipcia" en el partido que perdió ante Estados Unidos por 3-0 y que supuso su eliminación del torneo. La delegación egipcia ya había partido de regreso a su país cuando Taher realizó estas manifestaciones.
Jordaan, por su parte, ha pedido a los medios internacionales de comunicación que dejen de difundir estereotipos negativos y de ser sensacionalistas: "Basen sus afirmaciones en hechos y no en rumores o en su imaginación".
JNP