Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Elena Poniatowska se define como una "Sancho Panza femenina" de las Letras

Elena Poniatowska recibe el Premio Cervantes 2013Reuters

La escritora y periodista Elena Poniatowska ha recibido el Premio Cervantes, en una ceremonia  celebrada en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid) y que estuvo presidida por los Reyes de España. La galardonada recordó en su discurso a Gabriel García Márquez, fallecido hace apenas unos días, aunque también hizo un recuento de las mujeres artistas en la historia de México y se definió como una Sancho Panza femenina de las Letras.

En su discurso Poniatowska ha agradecido este premio, "el más importante de su vida", un premio dado a como -ella misma se ha definido- una "Sancho Panza femenina de las Letras".
La escritora y periodista ha destacado, "ningún acontecimiento" en su vida profesional ha sido "tan importante" como este premio que un jurado otorga a una "Sancho panza femenina" que "no es Teresa Panza ni Dulcinea del Toboso", ni tampoco "la princesa Micomicona que tanto le gustaba a Carlos Fuentes".

Ella, en cambio, ha precisado, es "una escritora que no puede hablar de molinos, porque ya no los hay y en cambio lo hace de los andariegos comunes y corrientes que cargan su bolsa del mandado, su pico o su pala, duermen en la buena ventura y confían en una cronista impulsiva que retiene lo que le cuentan".

Poniatowska ha iniciado su discurso con un especial recuerdo al fallecido escritor colombiano Gabriel García Márquez, quien "con sus 100 años de soledad le dio alas a América Latina". "Y ese gran vuelo es el que hoy nos levanta y hace que nos crezcan flores en la cabeza", ha dicho.
"Pretendo subir al cielo y regresar con Cervantes de la mano", ha dicho la escritora en su discurso.
"Emocionadísima y rodeada de "santitos"
Rodeada de numerosos medios a su llegada a la localidad madrileña, muchos de ellos de México, su tierra natal, Poniatowska ha afirmado que estaba "muy contenta y emocionada, pero la emoción es mayor".
Preguntada por el vestido elegido para la ocasión, en tonos rojos y amarillos, ha precisado que se trata de un vestido de la localidad de Oaxaca, regalo de "unas mujeres de allí", quienes le pidieron que "lo tenía que llevar en todos los premios".
También ha explicado que los pendientes que lleva son del también mexicano Francisco Toledo, uno de los artistas vivos más importantes del país. "Vengo protegida porque vengo llena de santitos", ha bromeado.
Poniatowska ha estado acompañada de su primo segundo y varios de sus nietos.