Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encuentran un compuesto en el té verde que permite combatir la artritis reumatoide

Investigadores de la Universidad Estatal de Washington en Spokane (Estados Unidos) han identificado propiedades antiinflamatorias en un compuesto en el té verde, la epigalocatequina-3-galato (EGCG), que podría servir para mitigar el dolor en las articulaciones, la inflamación y el deterioro del tejido causado por la artritis reumatoide.
El hallazgo aparece publicado en el último número de la revista 'Arthritis and Rheumatology' y los autores consideran que podría propiciar un nuevo enfoque para combatir esta enfermedad autoinmune que afecta a las articulaciones.
"Los medicamentos existentes para la artritis reumatoide son caros y, a veces, su uso a largo plazo puede resultar inadecuado", ha destacado Salah-Uddin Ahmed, autor principal del estudio, que demuestra que este compuesto del té verde tiene un alto potencial como tratamiento ya que permite bloquear el efecto molecular de la enfermedad sin afectar a otras funciones celulares.
El EGCG actúa contra la proteína de señalización TAK1, a través del que las citocinas proinflamatorias transmiten sus señales "para causar la inflamación y destrucción de tejidos en la artritis reumatoide", ha explicado Ahmed.
Los investigadores confirmaron sus hallazgos en un modelo animal preclínico de la artritis reumatoide humana, donde observaron que el hinchazón del tobillo en los animales que recibieron el EGCG tras un tratamiento de 10 días se redujo notablemente.