Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Enrique Cerezo al ministro Wert: "Ningún gobierno atenta contra su cultura, pero sí la arrincona e impide su desarrollo"

El presidente de la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales (EGEDA), Enrique Cerezo, ha señalado este lunes durante la gala de los XIX Premios Forqué, en presencia del ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, que aunque está seguro de que ningún Gobierno atenta a propósito contra su cultura, sí que se la "arrincona y se impide su desarrollo".
Así, Cerezo ha pedido a Wert que luche contra la piratería y propicie un sistema legal sostenible para poder seguir haciendo películas. "Queremos competir en un mercado sin piratería, con unas reglas de juego muy claras. Ministro, le tendemos la mano, colaboremos todos en España y con nuestros colegas latinoamericanos", ha añadido.
En esta línea, Cerezo ha recordado al ministro que al poco de acceder a su cargo dijo a la industria del cine que "era uno de los nuestros", por lo que le ha pedido trabajar para "recuperar los derechos perdidos y que defienda a los creadores". "A nuestro sector le hace falta toda la energía de su Ministerio y las reformas deben ser consensuadas", ha apostillado.
Sobre la situación del sector, Cerezo ha admitido que intenta "ser positivo, pero está costando", al tiempo que ha indicado que "hay que remontarse hasta 1988 para encontrar menos espectadores de pago". "Desciende el número de producciones, disminuye el apoyo público, cierran salas, no existe el mercado de DVD, cae la publicidad. Parece la tormenta perfecta, pero se sigue consumiendo más cine que nunca", ha subrayado.
Por último, ha resaltado que "el cine es un elemento esencial para la Marca España" y ha afirmado que "la industria cultural española merece una política que eleve la protección de los derechos de propiedad intelectual, no que los suprima".