Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España cae (26-27) ante Montenegro y peleará por el bronce

La selección española de balonmano femenino luchará por el bronceReuters

La selección española femenina de balonmano se ha quedado a las puertas de una histórica final olímpica en los Juegos de Londres tras caer en semifinales ante Montenegro (26-27), con lo que pelearán el próximo sábado por el bronce contra Corea del Sur.

Las 'guerreras olímpicas' se vieron lastradas por muchas pérdidas de balón y por una defensa no tan contundente como la demostrada durante todo el torneo olímpico. A pesar de no dar todo su potencial, España se quedó a un gol de la que hubiese sido la primera final del balonmano español en unos Juegos. Montenegro, liderada por la veterana Popovic, fue poco a poco superando a España hasta cerrar su victoria en los últimos minutos para citarse con Noruega por el oro.
   La semifinal comenzó con un ritmo alto y trepidante, aunque también con demasiadas pérdidas de balón, el pero de las de Dueñas en la primera mitad (11 por 2 en su rival) y uno de los handicaps en el camino a la final. A pesar de ello, España se mantuvo en el partido gracias a una poderosa Nely Carla en ataque y de nuevo, y desde el primer intento balcánico, con una Silvia Navarro intratable en la portería.
   Sin embargo, la defensa de Montenegro no ponía las cosas fáciles, tampoco su guardameta Bajaktarovic, mientras que las españolas no mostraban la contundencia y movilidad que las trajo a esta pelea por el metal olímpico (4-6). La veterana jugadora de Montenegro Popovic manejaba con acierto el ataque de las suyas y, junto a los goles de Katarina Bulatovic, ambas mantenían a las montenegrinas en el marcador.
   Dueñas rotó en defensa, mantuvo un 5-1 con Cuadrado más adelantada, pero España no terminó de frenar las buenas combinaciones de su rival, que encontraban a Djokic con cierta facilidad en la boya. La inspiración de la cántabra Beatriz Fernández ayudó al acierto de Nely y Marta Mangué, mientras que el alto nivel de Silvia Navarro mantenía el partido igualado (13-13).
   En el inicio de la segunda mitad las pérdidas de balón siguieron lastrando a España. Las de Jorge Dueñas, algo intranquilas en su juego, caían en un ataque atropellado que chocaba además con una buena defensa de Montenegro. En este momento crítico, Macarena Aguilar cogió definitivamente las riendas del ataque español.

ESPAÑA NO SE ENCUENTRA Y POPOVIC NO SE CANSA.

   La estrategia de las balcánicas era clara, balones a Popovic, que o bien anotaba de jugada individual, o bien encontraba a Bulatovic, poseedora del secreto para batir a una vital Navarro en la portería española. Así las cosas, España empezaba a verse por debajo peligrosamente, primero solo de dos (15-17), pero, tras un atasco en ataque (sustentado en Macarena únicamente y frenado por los palos), saltaron las alarmas (19-24, a falta de ocho minutos).
   A pesar de las pérdidas y la falta de fortuna arriba, la machada olímpica aun era posible. La garra de Macarena Aguilar levantó el ánimo de sus compañeras para volcarse en los últimos tres minutos (23-27). El espíritu de la bronce mundialista, con su garra y calidad a partes iguales, aún dejaba hueco a la esperanza, pero Montenegro forzó el pasivo en sus últimas acciones y a España le faltaron minutos.
   Finalmente, los últimos goles de Eli Pinedo dejaron a las de Dueñas con la miel en los labios (25-26). Ahora, España deberá levantar la cabeza para luchar por un bronce igualmente histórico, que cierre una gran trayectoria que comenzó con un subcampeonato europeo en 2008, un cuarto puesto en el Mundial 2009 y se rubricó con un bronce en el Mundial de 2011 que espera la guinda en los Juegos Olímpicos.