Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España derrota a Rusia y luchará por el oro

La selección española de baloncesto se clasifica para la final de los Juegos Olímpicos de Londres 2012Reuters
La selección española de baloncesto ha derrotado este viernes a Rusia (67-59) en la primera semifinal de los Juegos Olímpicos de Londres y tendrá opción de luchar por el oro el próximo domingo, en lo que será su tercera final en la historia olímpica tras Los Angeles'84 y Pekín'08.
España no había derrotado nunca a Rusia en los Juegos en los cuatro precedentes anteriores y lo hizo justo en el momento oportuno para enfrentarse el próximo domingo, a partir de las 15.00 horas, al ganador de la otra semifinal entre Argentina y el vigente campeón olímpico, los Estados Unidos de Lebron James y Kobe Bryant.
Como si fuera una prolongación de los cuartos contra Francia, España arrancó con los mismos errores en el tiro exterior y muchas pérdidas, el balón parecía una pastilla de jabón en sus manos y no acaba de meter balones dentro de la 'pintura' a los hermanos Gasol. Pero, también como ante el país vecino, la defensa y que Rusia no estuvo tampoco fina en el triple evitaron que ésta se despegara (9-12) al final del primer cuarto.
A España le costaba sangre y sudor cada canasta en la zona rusa, mientras que el gigante exsoviétivo despertó en el segundo cuarto asistiendo a Sasha Kaun y, sobre todo, desde la línea triple, en la que Sergey Monya se convirtió en un francotirador y, con tres consecutivos, disparó la desventaja (14-27, min. 16) de la subcampeona olímpica hasta un punto alarmante, pese a que Scariolo había recuperado a su cinco tipo (Calderón, Navarro, Rudy y los Gasol) en pista.
El acierto exterior del grupo de David Blatt, el eterno estadounidense en Rusia, permitió a los rusos abrir la defensa española, en la que siempre Shved encontraba unas manos para doblar el balón a sus hombres interiores. España mejoró algo en defensa, aunque esto solo no le alcanzaba pues la desconfianza de los errores hacía que Navarro o Calderón, dos especialistas, ni siquiera miraran el aro rival.
La consecuencia fue que Rusia se manejó con diferencias entre 11 y 13 puntos hasta el descanso ante una España fallona, consumida por los desaciertos (4/18 de dos y 2/11 de tres, min. 20), impotente para frenar el músculo ruso en la zona y los tiros de 3 de un Monya en vena de acierto. Las noticias para Scariolo todavía fueron peores cuando vio cómo Rudy Fernández cometía la tercera falta poco antes de un intermedio (20-31) que llegó como un maná para sus jugadores.
Remontada desde el triple
El descanso en el vestuario ajustó las muñecas nacionales, que ahora sí que veían cómo el aro era más grande y con 4/6 triples, con Pau Gasol y, especialmente, Rudy Fernández inspirados dejaron en la mínima expresión (43-44) todo el trabajo de Rusia en los dos primeros cuartos y, además, su principal estrella, Andrey Kirilenko, veía impotente desde el banquillo, ya con tres faltas, la mutación de España que anotaba con más fluidez y ya se parecía a sí misma.
Otro triple casi sobre la bocina del tercer cuarto Calderón equilibró (46-46, min. 30) el tanteador. España, liderada por Rudy y Pau Gasol, había despertado, los tiros entraban y había trasladado sus problemas a su rival, testigo ya de la remontada con otro triple de Calderón, un contraataque culminado por Llull y un gancho de Marc (55-49) ante el entusiasmo de la Reina doña Sofía y los Príncipes de Asturias en la grada.
Calderón siguió con su festival de triples para guiar a España al despegue (60-50) con un parcial de 12-4 en el inicio del último cuarto. Ya fue suficiente. Los errores en el tiro libre de Kirilenko en los instantes finales eran el reflejo de una Rusia que ya tiró la toalla. Esta vez la 'roja' sí supo gestionar los minutos finales con la soltura de siempre y estará en la final, donde podrá repetir la medalla de plata de hace cuatro años en la capital china o, quizá, agrandar aún más la gesta de una generación única.
Pau Gasol: "Estoy orgulloso del equipo"
El de Sant Boi, que acabó con 16 puntos, se refirió a la dureza del partido. "La semifinal ha costado mucho, sabíamos que no iba a ser fácil, como no ha sido fácil ningún partido en este campeonato, pero estoy muy contento y orgulloso del equipo por como ha reaccionado y por cómo hemos luchado hasta el final", dijo.
Además, el ala-pívot catalán habló sobre su mal porcentaje en la primera parte del choque, algo que consiguieron enmendar tras el descanso. "En la primera parte hemos estado muy desacertados y con mucha tensión, que aumentaba con cada tiro fallado. En la segunda parte hemos jugado con mas soltura, más confianza", señaló.
Pau Gasol, líder de esta generación, tendrá la oportunidad de jugar su segunda final olímpica en la que buscarán dar la sorpresa y colgarse la medalla de oro, el único título que falta en su palmarés. La cita será el próximo domingo a partir de las 16 horas.