Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España fue el octavo país de la UE con mayor dependencia energética en 2014

España fue el octavo Estado miembro de la Unión Europea que más energía importó en 2014, el 72,9% del consumo total de ese año, según un estudio publicado este jueves por la oficina de estadística europea Eurostat, que destaca que esta dependencia energética se redujo casi un punto con respecto al año anterior.
Por encima de España, los países que registraron mayores datos de dependencia energética fueron Malta (97,7%), Luxemburgo (96,6%), Chipre (93,4%), Irlanda (85,3%) y Bélgica (80,1%). La dependencia en los países que con más consumo varió desde el 45,5% de Reino Unido, el 46,1% en Francia y el 61,4% en Alemania.
Por el contrario, Estonia (8,9%), Dinamarca (12,8%) y Rumanía (17%), fueron los países que menos energía importaron ,seguidos de Polonia (28,6%), República Checa (30,4%), Suecia (32%), Países Bajos (33,8%) y Bulgaria (34,5%).
En cualquier caso, el estudio subraya que nueve de los Estados miembro registraron en 2014 sus tasas más bajas de dependencia energética desde 1990: Bulgaria, Estonia, Francia, Italia, Letonia, Luxemburgo, Malta, Portugal y Rumanía. Por contra, la República Checa es el único país de la UE que alcanzó un pico en sus importaciones energéticas en ese año.
El informe destaca que la dependencia energética del conjunto de la UE ascendió hasta el 53,4%, tres décimas más que en 2013. De esta forma, las importaciones comunitarias de energía se han mantenido por encima del 50% del consumo total desde 2004, con un máximo en ese periodo en 2008, cuando la dependencia energética fue del 54,5%.