Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exhibidores califican la Fiesta del Cine de "éxito absoluto"

El presidente de la Federación de Cines de España (FECE), Juan Ramón Gómez Fabra, ha calificado de "éxito absoluto" los más de dos millones de espectadores que ha congregado en las salas españolas la reciente edición de la Fiesta del Cine, que durante el lunes, martes y miércoles de esta semana ha permitido ver películas a un precio reducido de 2,90 euros. Sin embargo, ha recordado la necesidad de bajar el IVA del 21 por ciento para poder fidelizar al espectador.
Según ha indicado Gómez Fabra este jueves en declaraciones a Europa Press, esta edición, que ha llevado a las salas de cine a un total de 2.196.101 personas durante tres días, "no podía haber salido mejor" y ha asegurado que el miércoles, jornada que atrajo a 904.185 espectadores, ha sido el "mejor día" desde hace muchos años en asistencia a las salas de cine.
Después de este logro, el presidente de los exhibidores ha indicado que el próximo año se repetirá esta experiencia que en principio será "semestral", una frecuencia que no aumentará puesto que la iniciativa, que FECE organizada junto a FAPAE, FEDICINE y el ICAA, requiere acuerdo y voluntad por parte de muchas personas y eso "no sería fácil".
A su juicio, lo bueno de esta fiesta es el "boca a boca" que consigue que aquellas películas que han pasado "desapercibidas" puedan ser "relanzadas", como le ha ocurrido a 'Relatos salvajes' o 'La isla mínima'. "Cuando se exhiben ocho películas a la semana es complicado que la gente vea más de una cada 15 días", sostiene.
Gómez Fabra ha destacado que entre los problemas a los que se enfrenta la exhibición se encuentra la piratería, por un lado, y la "percepción del precio y valor", por otro. En este sentido, no considera que el precio de las entradas sea elevado y opina que se trata de un problema de apreciación, puesto que los ciudadanos creen que el precio es de 9,50 euros.
Sin embargo, recalca que el precio medio se encuentra en 6,5 euros --"que está muy bien"--, a lo que se suman las ofertas a 3,9 y cuatro euros. "El precio, para quien lo busca, es muy accesible", ha insistido el presidente de FECE, para quien ese cambio de percepción esta ligado a la necesidad de descender el 21 por ciento de IVA. "Esperamos que Hacienda sea comprensible y nos quite la fiscalidad confiscatoria que tenemos", ha señalado.
"Es inevitable que se baje el IVA, es una cabezonería, si no lo cambian antes de las próximas elecciones tendrán un castigo electoral. Todos los partidos de la oposición cuentan con esta bajada en su programa electoral e incluso en las filas del Partido Popular hay voces críticas", ha dicho.
Preguntado por la posibilidad de bajar el precio de las películas españolas para impulsar la oferta nacional, el presidente de FECE no cree en esta posibilidad y opina que "hay que superar" este "tópico", porque "hay buenas y malas", como ocurre con las "americanas". "Ahora se ve que las películas españolas que tienen calidad y conectan no dejan de ser vistas. Ellas mismas se diferencian por la calidad", ha destacado.
A la hora de hacer autocrítica, el presidente de los exhibidores españoles ve importante cuidar el "servicio, la limpieza, la comodidad, la proyección" de las salas y cuidar que el sonido sea "perfecto", para que la gente valore que merece la pena y que "note la diferencia de ir a sala de cine". "En crisis a veces se racanea en algo que no se debería racanear", ha reconocido.
En este sentido, ha señalado que actualmente los exhibidores se encuentran inmersos en un proceso de inversión en tecnología nueva: "La analógica ha desaparecido ya. Eso supone un esfuerzo grande que ya ha hecho un 80 por ciento de las salas".
PIRATERÍA
Respecto a la piratería, Gómez Fabra cree que si la gente tuviera la sensación de estar "robando algo que cuesta mucho dinero --como es llevar una película a las salas-- ayudaría muchísimo", y para ello considera necesaria la "educación", porque "la gente tiene que respetar la propiedad intelectual, y además "las leyes han de perseguir a quienes delinquen".
En este sentido, y en cuanto a la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, que este jueves se aprueba en el Congreso de los Diputados, cree que va "en la buena dirección" pero lamenta que en España "las leyes son muy lentas". A pesar de ello, aplaude el esfuerzo de reconocimiento de los derechos de la propiedad intelectual y espera que la aplicación sea "ágil" y que incluya unas "políticas de educación para conseguir el respeto".