Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos en inmunología apuestan por que personas con intolerancia reincorporen "poco a poco" esos alimentos a su dieta

Expertos en inmunología han destacado un "éxito" superior al 70 por ciento en las terapias que consisten en que el paciente que sufre intolerancia a determinados alimentos los reincorpore de manera progresiva "con el fin de producir respuestas inmunitarias que crean tolerancia frente a dichos alimentos".
Según han explicado en el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), hasta hace algunos años el único tratamiento disponible para alergia a alimentos era la dieta de exclusión o evitación del alimento.
Sin embargo, grupos españoles que trabajan en estas terapias de administración han logrado que pacientes alérgicos a leche y huevo toleren de nuevo la cantidad recomendada para su edad, ha indicado la SEAIC en la información facilitada a Europa Press.
El problema radica en que el paciente alérgico puede exponerse de forma accidental al mismo y sufrir una reacción grave, ha explicado la doctora Marta Reche, del servicio de Alergia del*Hospital Universitario Infanta Sofía, a través de la información remitida a través de la SEAIC.
No obstante, "someterse a protocolos de desensibilización oral puede ayudar a solucionar este problema", ha explicado en su intervención en el Congreso de Salamanca, donde ha puntualizado que "esta terapia que consiste en administrar cantidades progresivamente crecientes del alérgeno (alimento o fracciones del mismo) con el fin de modular la respuesta inmunitaria para inducir la tolerancia a dichos alimentos, alcanza una tasa de éxito superior al 70 por ciento".
Reche ha señalado que "una dieta exenta de algún alimento no es fácil y conlleva muchos problemas sociales, económicos, y para la propia salud, así como una disminución de la calidad de vida, siendo el problema aún más importante en el caso de personas alérgicas a más de un alimento".
"Afortunadamente, desde la década de los 90 se está investigando e implantando lo que se conoce como tratamiento activo para la alergia a los alimentos o inmunoterapia con alimentos", ha concluido la experta.