Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos en nutrición creen que la cerveza, en cantidad moderada, puede considerarse parte de la alimentación saludable

El consumo moderado de cerveza, englobado dentro de la dieta mediterránea y acompañado de "un estilo de vida saludable y activo", podría tener "efectos beneficiosos sobre la salud", según el estudio "El consumo moderado de cerveza: ¿podría incluirse dentro de una alimentación saludable?", presentado en Bilbao en el marco del 36 Congreso nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN).
El informe ha sido elaborado por miembros del Grupo de Nutrición de Semergen y la doctora Ascensión Marcos, directora del Grupo de Inmunonutrición del Departamento de Metabolismo y Nutrición del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos y Nutrición del CSIC y miembro del comité científico del Centro de Información Cerveza y Salud (CICS).
Marcos, que se ha referido al documento durante una conferencia ofrecida a los asistentes al Congreso, ha recordado que en el texto se analizan los estudios publicados sobre el consumo moderado de cerveza. La conclusión, según ha precisado, es que la cerveza, en cantidades moderadas, puede considerarse parte de una alimentación saludable para adultos sanos, que "no vayan a realizar ninguna actividad en la que la ingesta de alcohol pueda interferir".
En opinión de Marcos, la "evidencia científica actual" refleja que el consumo moderado de cerveza "no afecta al peso ni a la composición corporal", que su aporte energético es "bajo" y que, por su contenido en nutrientes y compuestos bioactivos, "ejerce un potencial efecto antioxidante, anticarcinogénico, antiinflamatorio y antiviral, así como efectos beneficiosos sobre la salud cardiovascular".
El documento recuerda que la cerveza es una bebida fermentada, con bajo contenido alcohólico, y posee más de 2.000 componentes entre los que hay que destacar su contenido en hidratos de carbono, fibra soluble, minerales (fósforo, silicio, magnesio y potasio), vitaminas del grupo B (niacina, riboflavina, piridoxina, folatos y vitamina B12), así como compuestos vegetales como los polifenoles.
"Por los componentes mencionados, se puede afirmar que el consumo moderado de cerveza podría tener una implicación importante y saludable en el aporte de nutrientes de una dieta", ha dicho Marcos.
Según ha manifestado, la cerveza es "una importante fuente de antioxidantes naturales", debido a su contenido en polifenoles y silicio, "que facilitan la protección del organismo". "Precisamente, debido fundamentalmente a su contenido en silicio, se ha comprobado también que el consumo moderado de cerveza está asociado con un aumento de la densidad mineral ósea", ha asegurado.
El informe destaca "el bajo contenido calórico" de la cerveza, de 45 calorías por 100 ml en el caso de la cerveza tradicional y de 17 si la cerveza es sin alcohol.
OTROS ESTUDIOS
Según Centro de Información Cerveza y Salud, existen diversos estudios que relacionan el consumo moderado de bebidas fermentadas "con efectos positivos sobre la capacidad antioxidante, el perfil lipídico, el sistema de coagulación, así como sobre una protección frente a enfermedades cardiovasculares".
Respecto a este último aspecto, defiende que "hay una extensa literatura científica que demuestra la asociación ente el consumo moderado de alcohol (10-30 g/día) y el menor riesgo de infarto de miocardio o muerte en estudios basados en poblaciones con alto riesgo de enfermedad cardiovascular o en pacientes con antecedentes de cardiopatía isquémica".
Además, añade que "se ha demostrado" que el consumo moderado de alcohol "puede disminuir el riesgo de infarto de miocardio en hombres adultos que siguen un estilo de vida saludable" y que ejerce una "acción cardioprotectora tras el infarto de miocardio".