Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exteriores confirma la muerte de un matrimonio de españoles en Haití

Fuentes consultadas por Informativos Telecinco han avanzado que la mujer ha sido identificada como María Jesús Plaza y su marido, también de nacionalidad española pero origen haitiano, como Yves Batroni.
Los cadáveres han sido localizados por los servicios de rescate que están actuando tras el seísmo, y dos de las hijas del matrimonio han reconocido ya a sus padres. Una tercera hija que se encontraba en España está volando ya hacia Haití, país en el que se encontraban sus padres arreglando diversa documentación con motivo de una herencia.
Localizados y desaparecidos
Horas antes, Moratinos confirmaba que las 87 personas encontradas hasta ahora están "sanas y salvas" al tiempo que ha añadido que Exteriores trabaja por localizar a los desaparecidos dentro de las "dificultades" que vive el país.
También están localizados 40 policías y guardias civiles que trabajan en la misión de la ONU en Haití, según el Ministerio del Interior. De este grupo sólo permanece desaparecida una subinspectora de la Policía.
Por su parte, la Alta Representante para la Política Exterior y Seguridad Común y futura vicepresidenta de la nueva Comisión Europea, Catherine Ashton, ha expresadoy su "gran preocupación" por la española Pilar Juárez, que trabaja en el servicio diplomático de la UE en Haití, que permanece desaparecida desde el terremoto. El Ejecutivo comunitario siente una "gran preocupación" y una "gran responsabilidad" por la española desaparecida y por el resto del personal comunitario y civiles que han sufrido esta catástrofe, añadió.
El alcalde de La Granja, José Luis Vázquez, ha confirmado que la familia de Juárez está sin noticias sobre su paradero, aunque ha manifestado su esperanza de que esté a salvo, después de que haya sido localizado uno de sus compañeros. Juárez forma parte del centenar de españoles que residen en Haití, en su mayoría cooperantes y agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional que participan en la misión de la ONU en el país caribeño.
El cónsul de Haití en Barcelona, Marc Antoine Archer Saint-Cyr, y su esposa, la española Ana Belio, han comunicado a su familia en Zaragoza que se encuentran bien e intentan salir del país con dirección a la República Dominicana, según ha dicho un familiar que vive en la capital aragonesa. "Nos han mandado un mensaje telefónico diciendo que se encuentran bien y que están intentando salir de Haití hacia la República dominicana", ha dicho escuetamente el hermano de Ana Belio.
"Todo se volvió blanco"
Marisa si ha tenido noticias de sus familiares. Esta mujer ha conseguido hablar desde la redacción de Informativos Telecinco con su hermana Marigel. Vive en Haití desde hace 23 años con su marido, su hijo y dos primas. Todos están bien. Marigel narraba por teléfono la desesperación. "Todo se volvió blanco y la gente estaba gritando de desesperación. Ha sido horrible", cuenta Marigel. Marisa le cuenta a su hermana que las últimas horas han sido angustiosas porque no sabía cómo estaban. Especialmente su madre.

El embajador de España en Haití, Juan F. Trigo, ha sufrido una herida leve en un brazo como consecuencia del terremoto que ha afectado a este país, y la legación diplomática ha resultado muy dañada, ha informado en rueda de prensa la secretaria de Estado de Cooperación, Soraya Rodríguez.
Los dos médicos sevillanos están vivos
El médico de nacionalidad haitiana M.G. y su compañera de profesión C.V., así como la hija de 13 años que ambos comparten y una niña de diez años hija del primero de ellos, están vivos, según ha anunciado a los familiares el cónsul de España en la República Dominicana, Manuel Hernán, cuyo departamento consular se ha hecho cargo de las gestiones relativas a los españoles que, como estas personas, visitaban Haití en el momento en el que el terremoto de 7,3 grados en la escala Richter devastaba el país.