Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Extremadura pide a Cetarsa que garantice un aumento del precio de compra del tabaco a los agricultores

El consejero de Agricultura, José Antonio Echávarri, ha reclamado a la empresa pública Cetarsa un "esfuerzo" para lograr en sus negociaciones con las multinacionales del tabaco que los cultivadores tengan "garantías plurianuales" y precios más altos para sus producciones.
El aumento del precio de compra del cultivo de tabaco a los productores extremeños ha sido uno de los asuntos abordados en la reunión celebrada este lunes en Mérida entre el responsable de agricultura del Gobierno de Extremadura y las dos principales organizaciones agrarias del sector del tabaco, Asaja Cáceres y UPA-UCE.
Al término de la reunión, Echávarri ha señalado a los medios de comunicación que en el encuentro se ha puesto de manifiesto la "incertidumbre" que tienen "todos" con respecto a cómo va a quedar el cultivo en la nueva Política Agraria Común (PAC), así como la reclamación que han hecho las organizaciones agrarias para que el Ejecutivo regional haga "lo posible" para que Cetarsa suba los precios.
En este sentido, el consejero ha indicado que el pasado viernes mantuvo una reunión con Cetarsa en la que transmitió a sus responsables, como así ha hecho también el presidente extremeño, José Antonio Monago, que "tiene que hacer un esfuerzo en la negociación con las multinacionales para garantizar una precios mayores, y para dar a los agricultores una garantías plurianuales que puedan tener una tranquilidad en que lo que siembran se lo van a comprar y a un precio competitivo".
Echávarri ha remarcado el "esfuerzo" que está haciendo el Gobierno regional con respecto a los contratos plurianuales que se están firmando con las multinacionales. Así, ha recordado el ya suscrito con Philip Morris y el que se firmará el próximo 30 de octubre, según ha anunciado, con Japan. Igualmente se ha referido a Altadis, sobre la que ha señalado que "también ha garantizado que va a seguir comprando tabaco de Extremadura".
Echávarri ha recordado la "situación" en la que se encontraba el sector hace dos años, cuando el PP llegó al Gobierno regional, con 5 millones de kilos que una empresa no había comprado, generando "incertidumbre y preocupación" en el sector. Sin embargo, ahora hay "tranquilidad", si bien ha apuntado que "hay que ver lo que pasa con el futuro".
En este sentido, ha señalado que el ministro del ramo, Miguel Arias Cañete, es "consciente de la importancia que tiene el sector del tabaco" para Extremadura.
AYUDAS ACOPLADAS
Con respecto a la reclamación de las organizaciones agrarias sobre el mantenimiento de las ayudas acopladas al cultivo, el consejero ha aclarado que este asunto "no es una cuestión que dependa ni de Extremadura ni del ministro de España", porque ha sido la UE la que ha decidido "dejar al tabaco fuera de la lista de productos acoplados".
En este sentido, se ha referido a la "amplia mayoría" de "enemigos del tabaco" que hay en la UE, frente a la minoría de los que, como Extremadura, están a favor del cultivo de tabaco, que es legal, y que, por tanto, "al ser un producto agrícola, tiene que tener las mismas ayudas".
Al respecto, ha matizado que "no se consiguió que fuera con ayudas acopladas" pero que, sin embargo, y gracias a "un buen trabajo" del ministro de Agricultura, consiguió que "el pago que percibía como acoplado, pase a su cálculo de pago base, con lo cual, puede tener unas ayudas similares a las que han venido teniendo, para que sigan siendo competitivas".
MOMENTOS "DIFÍCILES"
Por su parte, el secretario general de UPA-UCE Extremadura, Ignacio Huertas, ha señalado tras el encuentro que el Gobierno extremeño debe "pelear" mantenga las ayudas vinculadas a la producción.
"Es la única manera de que persista el cultivo en Extremadura", ha indicado, al tiempo que ha propuesto que si no lo hace dentro de las ayudas del primer pilar, que lo haga mediante "los mecanismos que la nueva PAC establece en las medidas destinadas a desarrollo rural".
Con respecto al precio del cultivo que perciben los productores, Huertas ha asegurado que se encuentran "por debajo" de los de 2010. En su opinión, Cetarsa es la "principal responsable" de esta situación.
"La calidad de nuestro tabaco ha subido y los costes de producción se han disparado más de un 30 por ciento en apenas tres años. Sin embargo, la empresa pública Cetarsa está pagando los precios más bajos de toda Europa (0,24 euros menos que lo que pagaba a los tabaqueros en 2010)", ha subrayado el secretario general de UPA-UCE en una nota de prensa.
Por ello, esta organización agraria ha planteado al consejero extremeño la necesidad de establecer "unos precios que cubran los costes de producción, además de contratos plurianuales que den estabilidad al sector".
La producción de tabaco necesita una media de 2.200 horas de trabajo por hectárea y año, lo que hace que se convierta en "uno de los sectores agrícolas más generadores de empleo de la región, con más de 20.000 familias viviendo del cultivo".
Destaca la organización que es también un sector "puntero a nivel internacional, altamente mecanizado con grandes inversiones en los últimos años con el fin de adaptarse a los requerimientos actuales del mercado para hacer el cultivo más sostenible y competitivo".