Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

F109, el nuevo monoplaza de BMW

Robert Kubica, con el F109. FOTO: EFE.telecinco.es
Días de presentaciones en la Fórmula 1. Ferrari, Toyota, McLaren, Renault, Williams... y ahora BMW. La escudería alemana ha presentado en el circuito Ricardo Tormo de Cheste su nuevo monoplaza, el F109. Con él, Robert Kubica y Nick Heidfeld esperan dar el salto definitivo que permita al equipo entrar en la lucha por el título.
BMW ha elegido de nuevo Valencia para comenzar a probar el nuevo coche. Ya lo hizo la temporada pasada y quedaron tan contentos con las condiciones del circuito y con los tests realizados con el F108 que han decidido repetir.
Mientras el resto de escuderías se encuentran en el circuito del Algarve, Robert Kubica y Nick Heidfeld pondrán a punto su nueva arma en Cheste.
Robert Kubica se ha mostrado confiado en la posibilidad de mantener la regularidad exhibida durante la mayor parte del pasado año y pelear por el próximo título mundial. En opinión del piloto polaco, la pasada campaña fue "muy buena", puesto que finalizó cuarto con 75 puntos y logró su primera y única victoria hasta la fecha en el Gran Premio de Canadá, una carrera en la que su compañero de equipo, el alemán Nick Heidfeld, finalizó segundo.
El piloto ha bromeado al asegurar que su primera impresión con el nuevo coche había sido "fría", en referencia a las bajas temperaturas y al viento que se registraba a primera hora de la mañana en Cheste: "Las sensaciones son diferentes debido a los cambios tan radicales que se han producido en los coches con la nueva normativa. Los 'slicks' benefician la conducción pero por otra parte tenemos menos carga aerodinámica y, por supuesto, cambia la forma de llevar el coche".
"Ahora el piloto tiene más trabajo desde dentro, tiene más cosas que modificar sobre la marcha", ha señalado en relación a la posibilidad de modificar la configuración del alerón delantero o activar el KERS, entre otras cosas.
Asimismo, ha expresado su confianza en el trabajo realizado desde el pasado mes de noviembre con el F1.08B, el vehículo del año pasado al que se le fueron incorporando las nuevas modificaciones técnicas progresivamente: "Creo que habrá más adelantamientos, pero tampoco demasiados más, aunque espero estar equivocado", ha concluido.
JNP