Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El F60 incumple la normativa

Imagen del nuevo Ferrari, el F60.telecinco.es
El nuevo monoplaza de Ferrari podría quedarse fuera. Según publica la revista alemana 'Auto, Motor und Sport', las características del F60 incumplen el reglamento, ya que la parte final del tubo de escape está al descubierto y la normativa exige que ningún tipo de revestimiento (y el tubo de escape lo es) debe tener un radio mayor a los 75 milímetros, puesto que podría ser usado como un alerón. Por su parte, Ferrari dice que es un problema de "óptica" y que lo van a modificar.
De acuerdo a una precisión en el reglamento aprobada por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) en octubre pasado, el tubo de escape es considerado como parte del revestimiento. El motivo de esta aclaración es que la FIA temía que, de lo contrario, el final de los tubos de escape pudieran ser utilizados, por ejemplo, como minialerones.

Según destaca la revista, un vistazo sobre los modelos de McLaren, Renault, Williams, BMW y Toyota demuestra que todos los demás competidores se han atenido al nuevo reglamento. Por ello, Ferrari se quedará en Maranello un día más para solucionar el problema y que en un par de días viajarán a Portugal para unirse al resto de escuderías.
"Muchos elementos nuevos"

Ferrari había asegurado en su pagina web tras la reciente presentación que el F60 "representa la interpretación de la escudería de las normas que entran en vigor este año, que incluyen muchos elementos nuevos".

"El alerón trasero es más alto y estrecho que en el pasado y el difusor ha sido desplazado más atrás", indicaba la legendaria escudería, para añadir que las nuevas normas que afectan a la aerodinámica de los vehículos del Campeonato Mundial de Fórmula Uno les han obligado a modificar también la suspensión de su coche. AC