Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Federer se casa por sorpresa con su novia embarazada

Federer y Mirka en una entrega de premios deportivos en San Petersburgo, Rusia. Foto: Archivo EFEtelecinco.es
Roger Federer, número 2 del tenis mundial, ha dejado este sábado la soltería por sorpresa y pasará su luna de miel jugando el torneo de Montecarlo. El suizo, de 27 años, ha anunciado en su página web oficial que ha contraído matrimonio en Basilea (Suiza) con su novia, su compatriota Mirka Vavrinec, de 31 años. La ex tenista espera el primer hijo de ambos, como también anunció Federer en la red el mes pasado: "es un sueño hecho realidad para los dos".
"Mirka y yo nos hemos casado en mi ciudad natal, rodeados de la familia y un pequeño grupo de amigos íntimos", explica Federer en el comunicado. Quien se mantuvo 237 semanas consecutivas como número 1 del mundo antes de la irrupción del joven Rafa Nadal ha declarado que la boda ha sido "una increíble jornada llena de júbilo" y aprovecha para recordar a sus fans que "el señor y la señora Federer les desean unas felices fiestas de Pascua".
El que ha sido 13 veces campeón de Gran Slam se ha casado apenas una hora después de aceptar la invitación de participar en el torneo de Montecarlo, que empieza el domingo próximo. Así, Federer pasará su luna de miel jugando el Masters 1.000 en Mónaco, e intentará recortar distancia con Rafa Nadal en la clasificación de la ATP. El de Basilea ha llegado tres veces a la final del torneo de Mónaco que se disputa sobre tierra batida, pero en esas tres ocasiones no ha conseguido destronar al manacorí.
 
Mirka Vavrinec y Roger Federer se conocieron durante la celebración de las Olimpiadas de Sydney (Australia) en el 2000, ambos miembros del equipo suizo. Debido a una lesión en 2002, Vavrinec no tuvo más remedio que dejar el tenis profesional, y en la actualidad es la representante del que ya es su flamante marido. En verano, también será madre del primer hijo de Federer.