Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernando Alonso: "La ira se ha convertido en un deseo de contraatacar"

El piloto español de la escudería Ferrari Fernando Alonso asegura que toda la rabia que sintió tras el pasado Gran Premio de Europa se ha convertido ahora en "energía positiva" y en un gran deseo de contraatacar. El asturiano habla en su blog personal su sentimientos cuando el incidente que sufrió Mark Webber (Red Bull) arruinó su carrera.
"No era el domingo que esperábamos, eso seguro. Por la noche estaba muy enfadado por todo lo sucedido pero ahora la rabia se ha transformado en energía positiva con un gran deseo de contraatacar", manifiesta el piloto.
Alonso admite que no sirve de mucho volver a pensar en lo sucedido y señala que ahora está mucho más tranquilo que tras el incidente cuando, señala, "uno se expresa de modo emotivo y es fácil usar tonos y expresiones fuertes que pueden ser mal interpretados y pueden dar lugar a sospechas. Algo que no tenía intención de suscitar".
Alonso precisa así sus palabras tras el Gran Premio de Europa cuando declaró: "La carrera era para acabar segundo, pero con el coche de seguridad era para acabar octavo y noveno, pero aquí, normalmente cuando haces la cosa bien, respetar las banderas amarillas, quedas noveno, y uno que no las respeta queda segundo".
"Entiendo que el trabajo de los comisarios es difícil y que no deben ser decisiones fáciles con tiempos tan breve", afirma el piloto que señala que lo que quería decir es que "aquellos que, como Ferrari, respetaron las reglas sufrieron, en este caso, daños mucho mayores que aquellos que las han infringieron y fueron penalizados".
El español asegura además que no se refiere a ninguno de sus colegas en particular y que se trata de "una cuestión general" que deberían discutir con calma para evitar que la situación pueda repetirse.
"Me agrada saber que la FIA (Federación Internacional del Automóvil) ha reaccionado de forma inmediata convocando una reunión extraordinaria del 'Sporting Working Group' y estoy seguro de que todos los puntos quedarán esclarecidos", agrega.
Por otro lado, Alonso afirma que su mente está centrada en el próximo Gran Premio de Silverstone, donde intentará "canalizar toda esa energía acumulada y lograr recuperar" lo que se les escapó en Valencia pese a que, según precisó, el circuito inglés.