Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ferran Adriá aboga por innovar en "el mapa del proceso creativo"

El 'chef' Ferran Adriá ha subrayado la importancia de la innovación y la exigencia, entre otros aspectos, a la hora de elaborar "el mapa del proceso creativo" en torno al cual gira la muestra que se inaugura este miércoles en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid.
'Auditando el proceso creativo' es el lema de una exposición que podrá verse de manera gratuita desde el 29 de octubre hasta el 1 de marzo de 2015; cerca de 1.000 metros cuadrados que reúnen desde murales a centenares de dibujos realizados por el propio Adriá, pasando por objetos y herramientas emblemáticas de elBulli, hasta una recreación del comedor y de la cocina en la que se elaboraron los 1.846 platos de la historia del restaurante, que cerró hace tres años.
La muestra se sumerge en el proceso creativo de Adriá y su equipo --pues, como ha subrayado el chef en la rueda de prensa de presentación, "se trata de un proyecto de todos"-- a través de aspectos como la innovación y la creatividad, y ofrece al visitante proyecciones audiovisulaes y animaciones.
Para llegar a esta exposición, Adriá ha confesado que estaba "cansado" de Ferran Adriá debido al trabajo y a la exigencia desmesurada que conllevaba estar al frente de un proyecto como elBulli, en el que llegó a pasar hasta 16 horas diarias. Por ello, ha indicado que se tomó un descanso "de dos, tres años" para entender y decodificar el proceso de la creación, que continúa con elBullifoundation.
Ferran Adrià y su equipo llegaron a crear 1.846 platos. En 1987, se realizaron 15 recetas mientras que en los últimos años se registraron más de 100 platos nuevos anualmente, que quedan recogidos en la muestra.
El incremento del número de platos se reflejó también en el menú en el que la carta se sustituyó por un menú degustación estructurado en cócteles y snacks, tapas, avant postres, postres y morphings. En elBulli se servían a diario 1.500 platos para 50 comensales, elaborados por 40 cocineros, resultado de 4.000 horas de creatividad anuales.
"CUALQUIERA LO PUEDE HACER"
En cualquier caso, Adriá ha animado "a la gente normal "a hacer lo mismo que consiguieron al frente de elBulli porque si ellos alcanzaron el éxito, "cualquiera lo puede hacer", aunque poniendo énfasis en la importancia del trabajo, la innovación y la exigencia. En este punto, ha señalado que una pyme como la suya, que facturaba cerca de dos millones de euros, "destinaba un 20% de la facturación a I+D+i".
"El señor o señora que están al frente de un bar tienen que entender la importancia de que ser innovadores", ha reiterado, además de insistir en la necesidad de combinar talento --que a su juicio representa un 30%-- y esfuerzo.
Asimismo, ha señalado que en España se ha producido "una burbuja de calidad", en la que el nivel de restaurantes de entre 25 y 45 años "ha mejorado brutalmente", al tiempo que ha puntualizado que, si esta burbuja de calidad se extrapolara a todos los sectores "sería brutal".
"Yo soy cocinero", ha relatado, pero ha insistido en la importancia de aprender de "la inquietud" de mundo del arte y aplicar "esta libertad a otras disciplinas" a pesar de que el proceso creativo "no es igual para un pintor que para un arquitecto".
Por ello, a lo largo de la muestra, Adriá se pregunta cuestiones como "quién, cómo, dónde, cuándo y por qué" aunque enfatiza que ellos son sólo "uno más, no unos salvadores", en alusión a la situación actual que se vive en el país, donde ha lamentado que "la sociedad civil no colabore con la innovación" aunque ha señalado que entiende que la gente esté "cabreada y sean incapaces de ver qué está bien o mal".