Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fetén Fetén: "Intentamos recuperar géneros populares que se empiezan a perder"

El dúo burgalés Fetén Fetén, formado por Jorge Arribas y Diego Galaz, está de vuelta con 'Cantables', un disco con doce temas interpretados junto a Pedro Guerra, Jorge Drexler, Julieta Venegas, Fito Cabrales, Natalia Lafourcade, Vicentico, Kevin Johansen, Andrés Suárez, Rozalén, María Ezquiaga, Melingo y Arnaldo Antunes.
Con producción del argentino Sebastián Schon, la pareja acoge así en su universo tradicionalmente instrumental a estos cantantes, sin dejar de lado sus instrumentos habituales, tales como violín y acordeón, el violín trompeta, el vibrandoneón, el serrucho y la mandolina.
Así las cosas, 'Cantables', tercer disco de Fetén Fetén, llega tras Bailables (2014) y es definido por la pareja como "un viaje que surgió de un viaje", pues ambos partieron rumbo a Buenos Aires para "intentar tocar allí" y abrirse artísticamente, tal y como explican en entrevista con Europa Press.
"Fue un viaje muy ruinoso pero nos encontramos con Sebastian Schon, que empatizó con nuestra música. Entendió que no tiene letras ni es cantada porque nosotros no sabemos, y nuestras melodías están vacías de eso. Pero en realidad sí que son melodías que se pueden cantar", recalca Diego Galaz.
En esta línea, Galaz añade que fueron "al estudio a trabajar nada más" conocerse y "a partir de ahí empezaron a llegar regalos en forma de letras". "Todos estos artistas se quisieron apuntar. Dotar a las canciones de letra y voz ha sido como rellenar un hueco que sí que echábamos de menos cuando componemos", admite.
Jorge Arribas agrega a este respecto, que aunque no componen pensando en una voz, sí lo hacen con "una melodía cantable" en la cabeza. "Cuando llegó Sebastián se incorporó como un tercer Fetén, con muy buena onda personal. Con mucha empatía personal además de profesional", apostilla.
NÓMINA DE INVITADOS
Sea como fuere, lo cierto es que la nómina de invitados es de relumbrón. Y Galaz explica que todos ellos comprendieron que Fetén Fetén tiene "una dirección, a pesar de lo cual" están abiertos a "novedades tan grandes como esta".
"Pero hay que preservar nuestro amor por la música popular, por intentar que las cosas suenen frescas y auténticas y por nuestra estética. Este señor toca la silla-flauta de cámping y yo toco el serrucho. Los ingredientes de Fetén Fetén están aquí y creo que escuchar un serrucho debajo de la voz de Natalia Lafourcade hace que todo sea más mágico", reflexiona Galaz.
Arribas agrega que "lo bonito es que el aporte de cada cantante, con su timbre distinto, le da una variedad fantástica", mientras que Galaz tercia nuevamente para resaltar que "se han ido acomodando todos de una manera romática".
"En el ochenta por ciento de los casos ha coincidido la canción que nos inspiraba cada artista con la que han terminado cantando. Por ejemplo es muy sorprendente que Julieta Venegas cante un pasodoble, algo que ha tenido un punto de riesgo divertido. Ha sido un viaje de año y medio en el que todo se ha ido recolocando con algunos sustos", apunta Galaz entre risas.
Tras insistir en que todo ha funcionado porque los participantes se han sumado desde una perspectiva artística, Galaz resalta que en 'Cantables' está su sonido habitual, partiendo "desde el acordeón, que es el instrumento básico del grupo".
"Además, intentamos en nuestros discos recuperar géneros populares que se empiezan a perder como el vals, el chotis, el pasodoble, las habaneras, los boleros... es un poco reivindicar este tipo de música. De hecho, todos los que participan en este disco en realidad son cantantes de música popular", asegura Galaz.
LA LIBERTAD COMO ÉXITO
En este punto, afirma Galaz que tanto este trabajo como toda su trayectoria está apoyada en una "libertad total" en la que, aunque "no inventes nada, reproduces tu memoria musical". "Es muy difícil que a estas alturas alguien nos hiciera cambiar esos valores", señala.
Y añade que a pesar de esto, siempre ponen su música en manos de otros productores para evitar ser "previsibles": "Mantenemos el sonido de Fetén Fetén, mantenemos los valores artísticos, pero nos dejamos aconsejar por gente para no repetirnos".
Sin dejar de asentir, Galaz añade que para él el éxito "relacionado con la felicidad es poder hacer tu música sin concesiones artísticas y poder sobrevivir económicamente". Y su compañero apostilla entre risas: "La felicidad es esa libertad creativa y además vivir dignamente. Y si viene algún extra, pues estupendo, claro".