Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fontanero cae desde un octavo piso y sólo se rompe un brazo

Un fontanero argentino cayó desde el octavo piso de un edificio en construcción y sólo sufrió una fractura en un brazo, informaron hoy medios locales.
Raúl López, de 37 años, que ya acumula apodos como "el hombre milagro" y el "plomero (fontanero) volador", cayó ayer cuando realizaba un trabajo en el conducto de aire acondicionado de un edificio en construcción del centro de la ciudad de Córdoba, 710 kilómetros al norte de Buenos Aires, explicó al diario Clarín.
"Estaba sobre una tabla que se movió y ahí me vine abajo", desde una altura de unos veinte metros, pero "unas maderas del primer piso amortiguaron un poco el golpe", recordó el obrero, que afirma no haber perdido la consciencia en ningún momento.
Convencido de que se ha salvado gracias a un milagro, confesó que el accidente le ha devuelto la fe, pero que no piensa volver a subirse a un andamio jamás.