Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Forlán sentencia a los anfitriones

Uruguay se impuso por 3-0 a Sudáfrica en el primer partido de la segunda jornada del Mundial, consiguiendo casi la clasificación para octavos y sentenciando prácticamente a los Bafana Bafana. Diego Forlán marcó un doblete y es pichichi en solitario. El tercer tanto lo anotó en el descuento Pereira.
Uruguay se desquitó de su pobre empate ante Francia y lo hizo con un fútbol sencillo, sin excesivas florituras, pero a la altura de un grupo de jugadores que busca el camino más corto hacia la siguiente ronda. Los celestes se apoyaron en el acierto del ariete del Atlético de Madrid, el mejor sin ninguna duda. Un disparo lejano a los 24 minutos del encuentro y un penalti transformado en la recta final del choque permitieron que los tres puntos se fueran al casillero sudamericano, que tiene franca la opción de clasificarse a pesar de medirse a México en el último desafío de la fase de grupos.
Los de Oscar Tabárez no dieron sensación de peligro, salvo contadas ocasiones, pero sí tuvieron controlados a los Bafana Bafana desde el balón. La posesión del esférico dio licencia a Uruguay para defender sin pasar apuros y los locales sólo inquietaron la meta de Muslera desde la frontal del área. Lo intentó Pienaar, la estrella sudafricana, y también Tshabalala (autor del golazo ante la Tri), pero ninguno de ellos tocó la tecla correcta. Sí que lo hizo Forlán, soberbio en las ayudas, y responsable en tareas que no siempre le corresponden. El primer gol llegó por una de ellas. El '10' la pegó desde muy lejos y el balón acarició la espalda de Mokoena, lo justo para despistar a Khune y adelantar a los suyos.
Penalti y expulsión
Y es que tras una primera mitad de poco fútbol y más componentes emocionales (Sudáfrica veía que se le escapaban sus opciones sólo seis días después del comienzo de 'su' Mundial) Uruguay se encargó de hurgar en la herida con una jugada que nació en el costado izquierdo, en las botas de Luis Suárez. El habilidoso jugador del Ajax de Amsterdam forzó un claro penalti que obligó al suizo Busacca a expulsar a Khune. Forlán cogió el balón y la empaló por el lado derecho. Era el minuto 80, Sudáfrica apelaba al fútbol directo, Forlán sonreía feliz. Sudáfrica era todo timidez sin argumentos.
Ya en el tiempo de descuento Alvaro Pereira, en un remate entre su cabeza y la rodilla, tuvo el honor de completar la fiesta tras un buen pase de Suárez, siempre aportador. Uruguay era todo éxtasis. Uruguay toca los octavos de final con la punta de los dedos.
Ficha técnica:
0- SUDAFRICA: Khune; Gaxa, Masilela, Khumalo, Mokoena; Letsholonyane (Moriri, min.57), Dikgacoi, Pienaar (Josephs, min.77), Modise, Tshabalala; y Mphela.
3- URUGUAY: Muslera; Lugano, Godin, Fucile (Fernández, min.71), Maximiliano Pereira, Diego Perez (Gargano, min.90), Arevalo, Cavani (Sebastián Fernández, min.89), Alvaro Pereira, Suárez, Forlán.
GOLES: 0 - 1, min.24, Forlán; 0 - 2, min.80, Forlán; 0 - 3, min.91, Alvaro Pereira.