Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia vuelve a casa en medio de la vergüenza y la indignación

La selección de Raymonde Domenech, ha rubricado el fracaso en el Mundial con una derrota ante Sudáfrica. De esta manera cierran una competición marcada por los escándalos y que se recordará por "el Mundial en el que los franceses se negaron a entrenar", en palabras del propio Zinedine Zidane.
Los internacionales franceses regresaron tras el partido a su lugar de concentración en Knysna. El grupo llegó en avión al aeropuerto de George, encabezado por el seleccionador Raymonde Domenech, con gesto serio. Algunos jugadores, entre ellos Thierry Henry, no han vuelto con el resto del equipo.
"Cuando sepan muchas cosas a lo mejor nos perdonan"
Los jugadores han anunciado, por medio de su capitán Patrice Evra, que renunciarán a las primas a las que tenían derecho, "no aceptaremos ni un céntimo", dice el jugador del Manchester United.
Pero, el capitán de la selección está dispuesto a limpiar su imagen y la de sus compañeros, "la semana próxima contaré todo lo que ha pasado. Pido perdón a toda Francia. Se que es difícil perdonarnos, pero cuando sepan muchas cosas a lo mejor lo hacen". "Desvelaré cada minuto de lo que ha pasado", ha dicho Evra.
Este miércoles, la selección regresará a París, donde les espera un país convulsionado por el papel de su selección. La Ministra de Deportes, Roselyne Bachelot, asegura que "los responsables de este desastre deberán rendir cuentas".
El presidente de la Federación Francesa de Fútbol considera que se han "destrozado valores de hace 50 años", y confía en que el próximo seleccionador, Blanc, arregle esta situación.
"La selección no muere nunca"
Domenech, por su parte, ha explicado que "estoy triste como todo el mundo", "amo a la Selección, he tenido momentos extraordinarios y van a continuar, porque la Selección no muere nunca, va a continuar".
La prensa gala tampoco ha escatimado en críticas y los diarios franceses apuntan al final de un ciclo. "El fin de un mundo", titula el diario deportivo L'Équipe, que resalta en páginas interiores que esta selección francesa queda "descalificada por mucho tiempo".
Seis días de psicodrama
En el editorial del diario, se considera el papel de Francia como "un monumental fracaso", se lamenta que hayan tomado a la gente por "imbécil" y se reclaman sanciones para los jugadores amotinados, así como la destitución de los responsables en la Federación Francesa de Fútbol.
El diario Le Parisien afirma que, "después de seis días de psicodrama, no hubo milagro (...) Los 'bleus' fueron eliminados lamentablemente del Mundial", "Francia no está preparada para perdonarles" por culpa de "el Mundial de la vergüenza". BQM
Sarkozy cita a Henry en el Eliseo
El todavia jugador del Barcelona tomó un avión privado rumbo a París a las pocas horas de la elimiación de Francia, mientras el resto de sus compañeros regresaban al hotel de concentración. Henry tendrá que dar explicaciones a Sarkozy sobre el mayor rídiculo de Francia en la historia de los Mundiales. Incluso el prestigioso diario deportivo L´Equipe ha pedido sanciones para los amotinados y  destituciones de los responsables de la Federación Francesa de Fútbol.