Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Frente a la crisis, guerra de precios en los restaurantes

La actual crisis económica ha reducido considerablemente la facturación en el sector de la hostelería. Los restauradores agudizan el ingenio para mantener su clientela. En la franquicia 100 Montaditos los miércoles todos sus productos cuestan un euro. Así han logrado aumentar sus ventas en un 91% y el número de clientes en un 200%. 
El restaurante Los Montes de Galicia, cocina tradicional gallega y vasca, ofrece en sus dos establecimientos de Madrid una oferta de dos por uno en las cenas de domingo a jueves y una promoción con los platos de la carta por 30 euros.
La federación española de hostelería cifra la caída de las ventas en el sector en torno al 10% en los últimos meses en toda España. La bajada de acentúa hasta el 15% si contabilizamos solo los ingresos de los restaurantes. Con estos números, hasta los
más exclusivos buscan alternativas para ocupar las mesas.
"La gente no puede o no quiere gastar" y "hay que adaptarse a sus necesidades", explica Juan Pable Felipe, el director de El Chaflan, uno de los restaurantes con más tradición de Madrid. Este año han tenido que bajar los precios de la carta a la mitad y el menú ejecutivo se ha convertido en menú urbano. Por 50 euros ofrecen varias tapas de entrada y un plato principal de arroz, pescado o carne.
En el restaurante Escauri, situado en el corazón financiero de la capital, han elaborado un menú de 20 euros dirigido a mileuristas. Además, ha tenido que bajar de 50 a 30 euros el menú ejecutivo. Su director, José Manuel Pérez, asegura que mantienen la calidad y disminuyen un poco la cantidad, aunque recalca que el comensal siempre sale satisfecho.
José Manuel, con más de 30 años de experiencia en el sector de la hostelería de lujo, asegura con rotundidad que a pesar de estas iniciativas "no hay acogida para nadie". Reconoce que "jamás se han bajado tanto los precios; ni en la crisis de los 90". Explica que las empresas consolidadas sobreviven porque tienen remanente. Tal como está la situación se conforma con "no perder dinero, con ganar para sufragar los gastos".
Por 25 euros en la ciudad condal se puede comer o cenar pescado fresco a pie de playa en Ca la Nuri. A sus propietarios no les ha quedado otra que reducir el precio incial de este menú a la mitad.
En Sevilla, el restaurante San Fernando 27 ha reducido el precio del menú degustación en 20 euros. Por 30 ofrecen seis platos, sin bebida, pero con aperitivo y postre. Su metre, Manuel Caballo, explica que con la crisis no han tenido más remedio. Y como en muchos restaurantes, sostiene que la calidad se mantiene porque emplean la misma materia prima que en la carta y disminuyen un poco la cantidad.
Hasta los cocineros más destacados de nuestro país se adaptan a los nuevos tiempos. Santi Santamaría estudia la posibilidad de hacer "propuestas interesantes" para "adaptarse a las necesidades de nuestros clientes".